Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

356
Daniel Serrano, Morena

Toluca, Edomex; 13 de septiembre de 2019.- El fuego amigo se ha profundizado en una batalla intestina por la dirigencia estatal de Morena. Hace algunas semanas, ataques anónimos soltaron la especie de que Daniel Serrano tenía en su contra denuncias penales por acoso sexual. El expediente resultó falso, pero la respuesta ha venido casi de inmediato. Serrano pretende desacreditar al Grupo de Acción Política en su parte más visible: los diputados locales de Morena, sin menoscabo del desgaste partidista que pueda establecerse.

En una primera instancia, los testaferros de Serrano han presentado una queja contra la bancada morenista que coordina Maurilio Hernández por aprobar el reemplacamiento en la entidad. El costo económico implicaría alterar su oferta electoral, y aunque en la forma se pretenda suspender sus derechos partidistas, en el fondo se busca desacreditar al grupo de Higinio Martínez. La estrategia resulta más mediática que una lucha moral. Los puros, liderados por Serrano buscan generar condiciones para poder disputar la dirigencia estatal.

En las próximas semanas, Los Puros ya preparan una nueva queja en contra del intento de Morena por aprobar una nueva Ley del Issemym, con dos premisas sustanciales: aumentar las cuotas del trabajador; y dar visto bueno al esquema de afores individualizadas para nuevos derechohabientes. El sistema de pensiones está agotado, y eso lo saben en Morena, pero Zenteno y Serrano pretenden aprovechar la coyuntura para acusar una nueva traición moral.

La guerra apenas comienza; pero el tejido de Higinio en la cúpula parece firme.

——————-

En la semana que concluye, el PRI mexiquense tuvo señales de resurrección. Lo cierto es que, la reaparición de Arturo Montiel y Emilio Chuayffet; así como la visita de Alejandro Moreno, son ante todo un espaldarazo al priísmo de Alfredo Del Mazo, quien será responsable político y financiero del desastre nacional que generó la debacle tricolor, atribuible a su antecesor, Enrique Peña Nieto. En lo absoluto se trata de un cobijo anticipado para la renovación del Comité Directivo Estatal previsto para octubre.

A pesar de la algarabía priísta de los últimos días, Alejandra del Moral aún enfrenta desafíos en los tres municipios pendientes por definir su dirigencia local. Sobre el comité de Naucalpan -único caso que tiene abierta una impugnación-, la dirigencia estatal ha perdido el margen de maniobra al radicar el expediente en la Comisión Nacional de Justicia Partidaria. El priísmo mexiquense ya no tiene el control del mismo; y cualquier resolución podrá ser impugnada ante el Tribunal Electoral del Estado de México y luego ante la Sala Regional Toluca del TEJPF. La impericia política echaría por la borda la unidad –llámele disciplina, subordinación u obediencia- del resto de los municipios.

En Ocoyoacac y Tultepec, la dirigencia estatal sigue estirando la liga del acomodo y la conciliación. Ayer, Alfonso Arana, titular de Procesos Internos, se reunió con actores políticos de Ocoyoacac en un desayunadero de Metepec, con la línea de la unidad que ha encomendado quien se pretende reelegir en el comité mexiquense.

Olga Esquivel, ayer tuvo otra aparición pública, ahora sí con un trato preferencial, en primera fila se le vio en la toma de protesta del consejo político de Zinacantepec, donde asistió en horario de oficina. Bueno sería saber si pidió permiso sin goce de sueldo, o ya de menos, si tuvo la cortesía de avisarle a su jefe político, Alejandro Ozuna. La evidencia está en las redes de Alito.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios