Inicio Destacados OFF THE RECORD 07-07-2022

OFF THE RECORD 07-07-2022

83

Toluca, Edomex; 7 de julio de 2022.- No es casualidad. La mayor expectativa que tiene la comentacracia sobre la elección por la gubernatura del Estado de México se concentra en los procesos internos de PRI y Morena, por dos razones fundamentales: en primer lugar, son las únicas fuerzas políticas que presentan al menos cinco aspirantes con posibilidades de resultar candidatos; y por su peso político, serán los protagonistas de la contienda electoral de junio del 2023.

En ambos procesos partidistas, todos quienes anhelan en convertirse en candidatos piden “piso parejo” para competir en igualdad de condiciones. No obstante, en las “reglas no escritas” está claro que hay grandes electores -ya sea el presidente, López Obrador, o el gobernador Del Mazo-, quienes tendrán una toma de decisiones determinante. Y ambos, no ocultan sus afectos sobre quiénes son sus preferidos, o quienes simplemente no entran en sus planes sucesorios. Los espectaculares y las entrevistas a favor de unos, y hasta notas periodísticas en contra de otros, otorgan pistas sobre la ruta sucesoria.

PAN, PRD y PVEM sólo presentan una opción robusta; y en el último de los casos, estarán sujetos a posibles alianzas electorales para ser competitivos.

En Movimiento Ciudadano, hay una candidatura perfilada, y no causa mayor expectativa. Del PT no se espera absolutamente nada por su nula presencia.

—————-

La estrategia discursiva del PRI Estado de México consiste en visibilizar sus actividades políticas, e insertarse desde ya, en el proceso de sucesión por la gubernatura estatal, mediante la baraja de nombres de quienes aspiran a ocupar el despacho del mandatario priísta, Alfredo Del Mazo. Sin embargo, cada semana, los escándalos que involucran a su dirigente nacional, Alejandro Moreno, hacen que la discusión pública en torno al partido tricolor sea, una vez más, la frivolidad del exgobernador de Campeche.

A la exigencia de renuncia de Moreno, realizada por exdirigentes nacionales, se han sumado quince exgobernadores de distintas entidades -aunque ninguno del Estado de México-, entre quienes se incluyen Enrique Martínez y Martínez -Coahuila-; Natividad González Parás -Nuevo León-; José Reyes Baeza -Chihuahua-; Marco Mena -Tlaxcala- y Alejandro Tello -Zacatecas-. La preocupación se concentra en la derrota de 19 gubernaturas durante la dirección nacional actual, y la disputa de otros dos estados en las elecciones de 2023.

Pero Alito se aferra a su puesto, y ha comenzado una campaña de desprestigio en contra de Miguel Ángel Osorio, su principal opositor en la disputa interna.

Quizá por esa razón, salvo el emplazamiento de César Camacho y Carolina Monroy en su calidad de exdirigentes, el resto de la clase política mexiquense mantiene una postura ambigua sobre la continuidad de Moreno, quien ascendió al poder tras un cónclave en Toluca; y por ahora, tampoco ha recibido un respaldo abierto de los únicos gobernadores priístas en funciones.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios