Inicio Noticias Más de 50 mil alumnos del Edomex siguen en aulas temporales; en...

Más de 50 mil alumnos del Edomex siguen en aulas temporales; en mayo concluirá la rehabilitación de planteles dañados por el sismo

216
Compartir

Israel Dávila

Tenancingo, Edomex. 18 de septiembre  de 2018.- Más de 50 mil alumnos de primaria y secundaria de escuelas públicas del Estado de México siguen tomando clases en aulas improvisadas o temporales, ante los daños que sufrieron sus planteles por el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

La rehabilitación de escuelas que sufrieron daños por los sismos va avanzando pero los trabajos aún no concluyen. Más atrasados  están los proyectos de las 35 escuelas que fueron demolidas y tendrán que ser reconstruidas en su totalidad.

De acuerdo con la Secretaría de Educación del Estado de México, a la fecha, en 144 planteles escolares se sigue tomando clases en las aulas temporales lo que supone de una matrícula de más de 60 mil  alumnos en estas condiciones.

Samuel Ávila, director de la primaria Gabino Vásquez ubicada en la comunidad de San Miguel Tocomatlán, de este municipio del sur del estado, informó que estudiar bajo estas condiciones resulta complicado.

A muchos padres les incomoda y prefieren llevar a sus hijos a otros planteles. De un año a otro, la matrícula en esta escuela bajó de 530 a 450 alumnos, poco más del 15 por ciento.

El director recordó que el pasado 7 de octubre, el propio gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo Maza, le prometió que la primaria estaría de pie en no más de cuatro meses, pero por lo que se ve, la construcción del nuevo plantel se llevará por lo menos un año más, pues apenas llevan un 20 por ciento de avance.

El gobierno  mexiquense reportó que de las 4 mil 909 planteles afectados por el sismo, 2 mil 138 tuvieron un daño parcial y mil 735 un daño menor. De este total, ya han sido atendidas 4 mil 11 escuelas, y aún  falta terminar los trabajos en  898 centros educativos.

En un principio se habilitaron casi 800 aulas temporales para que los niños pudieran regresar a clases. Estas aulas no fueron suficientes por lo que algunos directores se dieron a la tarea de buscar apoyos de asociaciones civiles.

En la Gabino Vásquez, solo les dieron diez aulas para 14 grupos, pero gracias a las gestiones de maestros y padres de familia se pudieron conseguir cuatro más. Lo mismo sucedió en la secundaria Jaime Nuno, donde una agrupación civil les donó dos aulas que se sumaron a las seis que les había proporcionado el gobierno estatal.

Dar clase en este tipo de aulas tiene sus inconvenientes, revelan los profesores. Si llueve, se filtra el agua y si se trata de una tormenta  los salones de anegan. En primavera y verano, el calor fue insoportable y adormilaba a los niños.

La Secretaría de Educación estima que la reconstrucción de los planteles que fueron demolidos se llevará por lo menos este curso escolar y se ha comprometido a que el resto de las rehabilitaciones se terminen a más tardar en mayo próximo.

A la fecha se han invertido más de 5 mil millones de pesos  tanto de recursos federales como estatales, pero se requiere una cifra similar para concluir los trabajos.

Comentarios

comentarios