Inicio El Manual de Maquiavelo El Manual de Maquiavelo 11-12-2020

El Manual de Maquiavelo 11-12-2020

344

Francisco Ledesma / Se busca candidato

Para cientos de mexiquenses, las próximas fiestas decembrinas estarán llenas de incertidumbre: no precisamente por la complejidad económica ni tampoco por la emergencia sanitaria que ha representado la pandemia. Su ansiedad está vinculada al tiempo de definiciones que significará el mes de enero, cuando todos los partidos políticos elijan a sus candidatos a alcaldes y diputados locales.

Todos los institutos tendrán decisiones cupulares. La democracia interna está vetada para evitar divisiones. Las élites políticas han concentrado el poder de los partidos en sus dirigencias, mientras la militancia sólo juega un papel testimonial de la imposición de candidaturas en la democracia mexiquense.

El ungimiento de candidatos busca encontrar consensos entre los distintos grupos políticos que tienen ascendencia en determinado municipio. En la estructura priísta, al que se remite el origen del sistema de partidos en el país, se puede identificar que influyen de manera decidida las familias que configuran cacicazgos en distintas regiones de la entidad. Por ejemplo, los Monroy en Atlacomulco, los Osornio en Aculco, los Sobreyra en Nicolás Romero, los Urbina en Tecámac, los Ugalde en Tlalnepantla, sin importar el partido de pertenencia.

Otro elemento singular es que tengan una amplia identificación con el electorado, lo que permea en que los actores políticos vayan de un partido a otro, y adapten sus ideales políticos a las coyunturas electorales. De ahí, Morena apostó hace tres años por panistas como Juan Rodolfo Sánchez en Toluca y Patricia Durán en Naucalpan; y el priísta Anthony Domínguez en Tejupilco.

En algunos municipios, la formación política parece no tener importancia; y entonces los partidos políticos ponen su apuesta en personajes sociales de relevancia: médicos, profesores o comerciantes que sueñan con ser alcaldes de su municipio para ser reconocidos en espacios de identificación social, pero que su nula idea del gobierno termina por ser un rotundo fracaso en el poder público.

Para los comicios que vienen, trascienden más sus resultados electorales que su efectividad en el ejercicio del gobierno. Tiene un mayor impacto sus relaciones políticas con las cupulas del poder que su ascendencia con el electorado. Es más importante que alcance el consenso de la élite que la aceptación de la mayoría.

Antes, era recurrente que los alcaldes buscaran ser candidatos a diputados; y viceversa, los legisladores pretendían ser candidatos a presidentes municipales, quienes dejaban el cargo inconcluso por dar prioridad a sus ambiciones personales. Ahora, la elección consecutiva les permite mantenerse en su encargo, separarse únicamente los plazos de precampaña y campaña electoral, pero con un mismo objetivo: mantener sus privilegios en el poder público.

Los partidos de mayor peso político: Morena, PRI y PAN agotarán los tiempos y plazos electorales para dar a conocer a sus candidatos, y reducir el margen de maniobra de quienes desplazados por las formas de las élites políticas vayan a buscar refugio a los partidos emergentes o de registro reciente.

En próximos meses, la pepena electoral estará concentrada en el Partido Verde que encabeza José Couttolenc; así como el Partido Encuentro Solidario de Isidro Pastor Medrano y las Redes Sociales Progresistas de Luis Alberto Contreras Salazar: ahí saltarán los candidatos marginados de otras opciones.

Y mientras las reglas no escritas imponen sus condiciones, los aspirantes tendrán una Navidad muy aprehensiva haciendo todo lo posible para que la cúpula de su partido los elija como candidatos a alcaldes y diputados locales. Esa es la gran elección, por encima de los comicios oficiales del 6 de junio.

La tenebra

Por fin, Alejandra del Moral estuvo presente en la mesa de inclusión de Toluca. Su ausencia fue notoria en dos mesas previas realizadas de manera presencial en la sede del priísmo estatal en Toluca. Ahora acudió a la reunión virtual, en mesas que sólo tratan la agenda del partido, pero poco avanzan en los consensos de las decenas de aspirantes que buscan la repartición de seis candidaturas.

Comentarios

comentarios