Inicio Noticias Desborda violencia en Edomex; suman casi 200 ejecuciones en 80 días

Desborda violencia en Edomex; suman casi 200 ejecuciones en 80 días

931
Policías acéfalas. Presencia del crimen.

 

Ejecuciones. Cifra histórica.Redacción

Ningún inicio de año había sido tan violento en el estado de México como este 2013. Cuando todavía no se cumplen 80 días de este año, los conteos que hacen los medios de las muertes violentas donde hay signos evidentes de participación de organizaciones criminales, indican que rondan las 200 ejecuciones en este periodo.

Pero el desafío de la delincuencia organizada ha ido más allá. Ahora ya no sólo matan a narcomenudistas de bandas contrarias que se niegan a alinearse o a dealers que trabajan por su cuenta, sino han iniciado a atentar contra sectores muy específicos de la sociedad.

La violencia se ha desbordado a tal grado, que la situación que vive el estado fue abordada por analistas y columnistas nacionales  en sus artículos de diarios de circulación nacional; los medios nacionales también han abierto espacios en sus portadas para difundir este fenómeno que se extiende por el territorio mexiquense y aunque pareciera extraño, la televisión –que por mucho tiempo difundió sólo las cosas buenas que pasaban en la entidad– ahora ha dedicado tiempo en sus espacios noticiosos para dar cuenta del clima de inseguridad en territorio mexiquense.

En el inicio de este recuento, basta recordar que el año se inició con una multiejecución de una familia en Ecatepec, previo a la noche de Reyes; después se hizo patente una ola de violencia en los municipios del Valle de Toluca, donde presuntamente las bandas criminales ocupaban la zona metropolitana de la capital mexiquense para abandonar cadáveres que previamente habían sido asesinados en el sur del estado.

Días después la violencia se concentró en el oriente de la entidad. Desde principios de febrero a diario se reportan ejecuciones en Chalco, Valle de Chalco, Nezahualcóyotl, Ecatepec, Chicoloapan, Ixtapaluca  o en Los Reyes.

Otro hecho relacionado con la alta criminalidad, se registró a la mitad del mes pasado, cuando delincuentes robaron armamento en Ecatepec, donde todavía no se sabe dónde fueron a parar pistolas y escopetas sustraídas de la comandancia municipal.

Las extorsiones también son parte de la cotidianidad para comerciantes  y transportistas de Nezahualcóyolt e Ixtapaluca, o bien  para  empresarios en Los Reyes, por mencionar algunos.

En Neza se han ultimado a vendedores del mercado que dejan de pagar su “cuota” a las bandas criminales y el pasado 28 de febrero, delincuentes cumplieron con la amenaza de prender fuego a una combi de la ruta 103, cuyo chofer “no quiso caerse con el entre” que le exigían para seguir trabajando de manera libre y tranquila.

El lunes pasado, los grupos criminales prendieron fuego a un bar, con personas adentro, porque también su dueño, se negó a pagar el derecho de piso.

Mientras que también son recurrentes enfrentamientos en el sur del estado, entre grupos contrarios del narcotráfico o bien, contra elementos de Ejército Mexicano. En menos de 80 días ya son tres los choques en los rumbos de Zacazonapan, Otzoloapan y Luvianos. El más reciente, el pasado martes, dejó como saldo 10 muertos.

Ayer, el senador Alejandro Encinas demandó a las autoridades estatales  instrumentar “acciones contundentes” para poner fin a esta situación; los analistas, en sus artículos, pidieron al presidente Enrique Peña restablecer el orden en su tierra, para que no ocurra lo que pasó en Michoacán hace seis años, pero las autoridades federales, estatales y municipales poco dicen de la situación.

 

Comentarios

comentarios