Inicio Noticias Suspiran tres por ocupar la silla que en enero dejará vacante Baruch...

Suspiran tres por ocupar la silla que en enero dejará vacante Baruch Delgado en el Poder Judicial

1106
Eruviel y Baruch Delgado. Componendas.

Baruch Delgado. La sucesión que viene.

Redacción

Toluca, Edomex. 15 de diciembre de 2014.- Las batallas palaciegas han iniciado al interior del Poder Judicial mexiquense para asumir el control de éste, el más oscuro de los poderes públicos del Estado de México. Tres aspirantes buscan denodadamente convencer a jueces y magistrados para obtener su respaldo y a inicios de enero, lograr suceder en el cargo a Baruch Delgado Carbajal, el gris, pero leal y disciplinado presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad por los últimos cuatro años.

Baruch Delgado prácticamente ha dicho adiós al Poder Judicial de la entidad el viernes pasado al rendir su último informe de labores. Su futuro, muy posiblemente se ubique en el gobierno del Estado de México, como consejero jurídico de Eruviel Ávila, aunque hay quien apuesta que llegará a la Federación, pese a que el escenario luce más que complicado.

Pero Baruch no se quiere ir del todo.  Por ello, desde hace semanas ha iniciado a tejer la sucesión, impulsando el nombre de Sergio Medina Peñaloza, hasta hace unos días director de la Escuela Judicial del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México.

Baruch maniobró para que este abogado, de los de su mayor confianza, se convierta en magistrado de sala, para así, ser elegible como candidato a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la entidad.

Aunque para muchos jueces y magistrados el respaldo de Baruch a la candidatura de Medina Peñaloza es su mayor ventaja, para otros este elemento se vuelve su mayor lastre, pues existe mucho resentimiento de la vieja guardia de magistrados que componen el Poder Judicial mexiquense, por haber permitido la intromisión y hasta la imposición del Poder Ejecutivo en la vida del Tribunal Superior de Justicia.

Con Baruch Delgado se avalaron reformas legales para permitir que el gobernador pudiera designar a magistrados, cuando esa facultad estaba reservada para los integrantes del Poder Judicial.

Fue así como llegó a una magistratura Marco Antonio Nava y Navas, exsecretario de Trabajo en el sexenio de Arturo Montiel y responsable de conducir los procesos internos de selección de candidatos del PRI en el ungimiento de Enrique Peña Nieto como aspirante a gobernador.

De la mano del entonces secretario de Gobierno Luis Miranda Nava, hoy subsecretario de Gobernación, Nava y Nava llegó al Poder Judicial y de inmediato pudo ubicarse como un factor de poder dentro del Tribunal Superior de Justicia de la entidad.

Hoy Marco Antonio Nava y Navas se asume y presume ser el próximo presidente del Tribunal Superior de Justicia de la entidad, no sólo por el respaldo que tiene de la Federación, del propio Luis Miranda Nava, sino del exgobernador Arturo Montiel, quien a su vez, fue factor fundamental para que varios magistrados de sala del Tribunal obtuvieran nombramientos de 10 y 15 años.

Nava y Navas jura contar con una mayoría muy marcada de jueces y magistrados para ser el próximo mandamás del Poder Judicial, pero también cuenta con un hándicap en contra, pues es el único de los tres aspirantes que no tiene carrera judicial y los magistrados y jueces puristas lo califican como advenedizo.

El tercero en busca de la presidencia que dejará en enero Baruch Delgado es el magistrado Héctor Hernández Tirado, un viejo magistrado e integrante del Consejo de la Judicatura, quien ha decidido postularse para dirigir al Poder Judicial de la entidad.

Hernández Tirado ha logrado escalar poco a poco posiciones en el Tribunal Superior de Justicia de la entidad y varios nombramientos los ha obtenido a través exámenes de oposición. Tiene una larga carrera judicial y eso le ha permitido ganar adeptos al interior, aunque algunos jueces y magistrados consideran una locura su afán de buscar suceder a Baruch sin contar con la bendición de algún factor de poder interno o ajeno al Tribunal.

No obstante, algunos legisladores de Acción Nacional han manifestado su respaldo a las aspiraciones de Hernández Tirado y lo consideran el mejor prospecto a suceder a Baruch Delgado, a quien le reconocen como único mérito haber puesto en marcha el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, adversarial o oral en la entidad.

 

 

 

Comentarios

comentarios