Inicio Noticias Reestructura Edomex 40 mil mdp de deuda bancaria; amplía vencimientos 20 años...

Reestructura Edomex 40 mil mdp de deuda bancaria; amplía vencimientos 20 años más

118

Redacción

Toluca, Edomex; 9 de septiembre de 2019.- El Gobierno del Estado de México reestructuró la deuda pública con diversas instituciones bancarias y comercial por un monto superior a los 39 mil 900 millones de pesos, lo que permitirá generar ahorros de hasta 5 mil millones de pesos durante el actual sexenio y postergar el plazo de vencimiento de 15  a 20 años.

Por iniciativa del gobernador de la entidad, Alfredo Del Mazo Maza, el año pasado se solicitó a la Legislatura Estatal su aprobación para refinanciar la deuda pública que ascendía a 43 mil 769 millones de pesos; con el propósito de ampliar los plazos de alrededor de 28 créditos que se tenían contratados para obtener mejores tasas, y lograr reducir el costo de la deuda.

El refinanciamiento se llevó a cabo a través de un proceso de licitación pública “altamente competitivo en el que participaron 14 instituciones bancarias”. Los ganadores fueron Banobras, Banorte, BBVA Bancomer y Santander, con quienes se suscribieron seis créditos por un monto de 35 mil 700 millones de pesos, los cuales tuvieron como destino el refinanciamiento de 18 créditos bancarios.

Información contenida en la Cuenta Pública de 2018 indica que los mayores acreedores de la banca comercial con el gobierno mexiquense son Banorte, a quien en la actualidad se le deben poco más de 13 mil 659 millones de pesos, que corresponden al 35 por ciento de la deuda del sector central; seguido de Banobras con 13 mil 60 millones de pesos, y el 33.6 por ciento; además de Bancomer con 9 mil 608 millones de pesos, que representa el 24.7 por ciento; y Grupo Santander cuyo adeudo asciende a 3 mil 587 millones de pesos, que implica en 9.2 por ciento.

Al cierre del 31 de diciembre 2018, el saldo de la deuda pública consolidada con la banca comercial y de desarrollo era de 39 mil 968 millones 813 miles de pesos.

El nivel de deuda pública establecido en casi 40 mil millones de pesos divididos entre los casi 17 millones de mexiquenses, establece un endeudamiento por cada mexiquense superior a los 2 mil 352 pesos.

 

En entrevista, el secretario de Finanzas, Rodrigo Jarque Lira afirmó que desde el año pasado, hacia el mes de noviembre, la administración mexiquense completó la reestructura de su deuda pública, para disminuir sobretasa de interés en más de 50 por ciento, cuyo impacto inmediato generará ahorros de entre 4 mil 500 y cinco mil millones de pesos en el presente sexenio.

“Ya hicimos la reestructura de la deuda el año pasado, fue una reestructura muy exitosa, se reestructuraron 40 mil millones de pesos, se disminuyó la sobre tasa en más de 50 por ciento, esto nos genera ahorros de entre 4 mil 500 y cinco mil millones de pesos en la administración”, detalló.

Hasta el año pasado, el gobierno estatal destinaba casi 10 mil millones de pesos anuales por concepto del costo de la deuda. Ahora se estima un ahorro de hasta 900 millones de pesos por cada año durante la presente administración estatal.

Con base en el Decreto 318, el pasado 1 de noviembre se llevó a cabo el Refinanciamiento y Reestructura de la Deuda Pública del Gobierno del Estado de México con cuatro instituciones financieras: BBVA Bancomer; Grupo Financiero Banorte; Banco Santander (México) y Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), con lo que se obtuvieron beneficios en tasa de interés y se amplió el perfil de amortizaciones.

De acuerdo a la Secretaría de Finanzas estatal, con la contratación de los seis nuevos financiamientos se disminuyó la sobretasa de interés promedio, respecto de la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (filE), de 0.72% a 0.39%.

En tanto, se incrementó el plazo promedio ponderado de los financiamientos de 15.5 a 20.5 años. Es decir, que la deuda pública contratada será saldada hasta el año 2039.

La operación también consideró la reestructuración de 25 obligaciones, la cuales incluyeron créditos de reciente contratación, pasivos institucionales, programas federales (FONREC y PROFISE), líneas de crédito contingentes asociadas a proyectos de inversión e instrumentos derivados.

Jarque Lira explicó que derivado de la reestructura de la deuda pública se logró mejorar la evaluación de las calificadoras crediticias.

“El viernes Moodys publicó la calificación de la deuda del Estado en A+ con una perspectiva estable, (lo que) habla precisamente de la buena reestructura se hizo el año pasado”, añadió.

Comentarios

comentarios