Inicio Sin categoría OFF THE RÉCORD

OFF THE RÉCORD

548

Andrés Manuel López Obrador ha comenzado la andanada contra Enrique Peña Nieto. Dos acciones inmediatas y estratégicas: Desconocer al mexiquense como el Presidente Electo de México. Y posteriormente su oposición a las reformas estructurales –donde la materia laboral ya está en debate- y desde ahí permear en la base social. La principal resistencia que tendrá Enrique Peña serán los sindicatos, y al mismo tiempo enviar señales favorables al sector empresarial que lo apoyó en campaña.

La ruta de la izquierda en el Estado de México también parece crítica. Será muy interesante la decisión que tomen personajes como Alejandro Encinas, senador por el PRD, en la posibilidad de plegarse al lopezobradorismo. El canto de las sirenas responde en gran medida al presupuesto de un nuevo partido, la construcción de liderazgos, fuera de las tribus perredistas e intentar la escritura de una nueva historia. El encono y la división de las izquierdas se podría profundizar sin remedio.

——

Jenaro Villamil está por publicar un nuevo libro sobre Enrique Peña Nieto. Bajo el título “Peña Nieto el gran montaje”, el periodista de Proceso, revela en una nueva edición, el ascenso del ex gobernador del estado a la Presidencia de la República, sus vínculos políticos, la influencia del mítico Grupo Atlacomulco, su relación con las televisoras, y las condiciones en que se dio la elección presidencial, incluidas las muy cuestionadas encuestas. El libro saldrá a la venta el próximo fin de semana.

El autor del libro “Si yo fuera presidente” estará en Toluca el próximo 21 de septiembre. Será conferencista magistral en el Diplomado de Periodismo que organiza el gobierno estatal, y sin duda, grandes reflectores traerá consigo la publicación de su nuevo libro que refiere al ahora Presidente Electo. Villamil conduce hacia las pistas de Peña Nieto y sus vínculos políticos, sociales y empresariales. Se trata de la reconstrucción de una campaña y el proyecto presidencial armado desde 2005.

——

El equipo de transición de Enrique Peña está ya trabajando a fondo sobre las prioridades en el gobierno federal. No sólo se trata de atender las tareas de entrega – recepción, sino que involucra proyectar planes de gobierno, instrumentación de políticas públicas, construcción de agenda con los sectores sociales, creación de iniciativas de ley, todo un entramado pues, que se refleje entre la población. Las cosas no parecen fácil en la medida de las grandes expectativas generadas por Peña Nieto.

Lo que parece se detuvo con el anuncio del equipo de transición fue el desgaste interno. Los golpes bajos y el fuego amigo han disminuido consistentemente. Quienes se veían fuera, y fueron incluidos, gozan de profunda calma. Los que siempre habían estado, sólo han confirmado su feliz sospecha. Y quienes han quedado fuera, han prendido veladoras y han preferido guardar la impaciente calma de estar excluidos.

Comentarios

comentarios