Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

219
Rector Alfredo Barrera Baca Foto Agencia MVT

Toluca, 15 de mayo de 2020.- Dentro de 365 días, habrá nuevo rector en la Universidad Autónoma del Estado de México. En términos prácticos, la gestión de Alfredo Barrera Baca ha entrado en su recta final. Los intereses políticos y académicos al interior de la institución acelerarán su paso en el proceso sucesorio. Están visibles los grupos de interés. La UAEM enfrentará un proceso inédito para elegir al relevo de Barrera Baca, como resultado de la alternancia en el poder político que ha vivenciado la entidad en los últimos 24 meses.

Alfredo Barrera ha sorteado una gestión infortunada. Heredó una institución estigmatizada por la “Estafa Maestra”, de cuyos escándalos sólo cayeron “chivos expiatorios”. También enfrentó un colapso financiero, que pusieron en vilo muchas de sus decisiones a lo largo de su gestión. Alejado del reflector mediático ha preferido resolver los conflictos internos de forma discreta, aunque los problemas externos se han potenciado por impericia de su círculo cercano.

Antes de la emergencia sanitaria, distintos planteles educativos se levantaron en paro de actividades por múltiples denuncias de acoso sexual en contra de alumnas. Semanas más tarde, la UAEM entró en cuarentena, y la gestión de Barrera tomó el salvavidas que puede rescatar del colapso a las facultades en huelga. Por si fuera poco, se mantienen en suspenso las elecciones de los directores de las Facultades de Ciencias Políticas y Desarrollo Urbano. El regreso a la actividad académica tendrá sus repercusiones políticas.

A un año de la sucesión, se ve muy lejana la posibilidad de que Alfredo Barrera pueda heredar una nueva legislación universitaria. Dos proyectos de ley de la UAEM se encuentran detenidos en la Legislatura estatal. La falta de consensos entre las autoridades universitarias y el grupo disidente advierten que no habrá dictamen ni reforma. La mayoría morenista no firmará un cheque en blanco para el rector entrante, pero tampoco hará posible el voto universal de la comunidad universitaria en el sucesor de Barrera. No comprará problemas en año electoral.

En medio de la contingencia, el último año del rector se hará más corto. Tras el paro de facultades, su penúltimo informe debió entregarlo por escrito y suspender el evento protocolario. En lo inmediato, la UAEM deberá solventar la conclusión del semestre a distancia. Reprogramar el examen de admisión para bachillerato y facultades. En breve, diseñar el regreso a clases para un nuevo semestre. Y apretar el cinturón ante posibles recortes presupuestales.

Ya no tardan los aspirantes en promocionar sus nombres para suceder a Alfredo Barrera en mayo de 2021. La comunidad universitaria debe asumir quiénes se promocionan cada cuatro años y lo intentarán de nuevo. Quiénes más llevan en el mismo cargo casi una década sin grandes luces. Quiénes metieron a la UAEM en problemas financieros. Quiénes compraron pleitos políticos y académicos en los últimos meses. Quiénes aspiraron hace algunos años y hoy buscan la rectoría por interpósita persona. Quiénes y cuáles son sus vínculos políticos.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios