Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

569

Toluca, Edomex; 11 de marzo de 2020.- Alfredo Del Mazo y Alejandro Murat comparten circunstancias personales que los han hecho aliados políticos. Ambos, son hijos de exgobernadores, y actualmente son mandatarios en el Estado de México y Oaxaca. A pesar de su origen priísta, han mostrado una alianza gubernamental con López Obrador. Y desde sus bastiones, se han erigido en los liderazgos más visibles del alicaído priísmo. Su principal reto en los próximos tres años, será retener la gubernatura de ambos estados para su partido.

Casualmente, la trayectoria política de Alejandro Murat está ligada al Estado de México. Originario del municipio de Tlalnepantla, su carrera política despuntó durante el sexenio montielista, quien lo impulsa como diputado federal plurinominal por el Distrito Federal. Ya en el peñismo, se desempeñó como director general del Instituto de la Función Registral, y en la aventura presidencial, como director del Infonavit. Es abogado, egresado del ITAM.

Su padre, José Murat está casado con la atlacomulquense, Aurora Alcántara Rojas -hermana del empresario Roberto Alcántara, uno de los consentidos durante el sexenio peñista-. Desde 2016, el grupo político de los Murat y las ligas empresariales de los Alcántara han transitado por caminos paralelos. De ahí que, el Estado de México y Oaxaca se hayan convertido los principales bastiones del priísmo nacional. Un proyecto presidencial está en marcha.

Ayer, Carolina Monroy del Mazo –también originaria de Atlacomulco y prima de Alfredo Del Mazo- fue nombrada como jefa de la oficina del gobernador Alejandro Murat. La exalcaldesa de Metepec llegó a Oaxaca desde hace un año como secretaria técnica del gabinete; y ahora se convertirá de facto en la jefa del gabinete oaxaqueño. Murat y Monroy tienen dos datos coincidentes en su historia de vida: ambos mexiquenses, dirigieron en su momento el Sistema de Radio y Televisión Mexiquense.

Murat y Del Mazo son los principales impulsores de Alejandro Moreno en la presidencia nacional del PRI. Alito sabe que requiere de su arropo político y financiero para su supervivencia personal. No es casualidad la presencia de mexiquenses como Ricardo Aguilar y Cristina Ruiz, arropados por el delmacismo, en el CEN del PRI. Mientras que José Murat preside la Fundación Colosio, con gran incidencia en las decisiones del partido.

El binomio Murat – Del Mazo no puede perderse de vista rumbo a las elecciones que transcurrirán entre 2021 y 2024, donde se renovarán alcaldías, diputaciones locales, las gubernaturas y la presidencia de la república. El priísmo busca rescatar el terreno perdido: Oaxaca y el Estado de México son prioritarios para aspirar a la recuperación electoral.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios