Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

166

Toluca, Edomex; 5 de septiembre de 2019.- El peñismo está vigente. Hace algunos meses algo se rompió entre Enrique Peña y José Narro. Entonces, el originario de Atlacomulco se decantó por Alejandro Moreno para tomar el control del partido. Y ha impuesto a uno de sus operadores políticos como secretario de Organización, la cartera del control electoral del priísmo nacional. También se ratificó hace algunas semanas a Ernesto Nemer como secretario del Consejo Político, en la toma de decisiones partidistas. Ambos fueron aspirantes a la sucesión de la gubernatura en el sexenio peñista.

Todavía falta por definir el acomodo de Jesús Alcántara, quien fue vicecoordinador de la campaña de “Alito”. El originario de Acambay podría alistar su salto en la legislatura federal a la bancada priísta, y así legitimar cualquier espacio de decisión que pudiera asumir a nivel nacional o estatal. El área de prensa quedó bajo dominio del Chilorio Power, pero con ascendencia mexiquense. Otro de los aliados en la campaña, Omar Velázquez será ungido en las próximas semanas como dirigente del PRI de Toluca.

Conforme avanzan los meses, y se apuntala el peñismo, se mandan señales acerca de la sucesión en el priísmo mexiquense. Los vientos parecen soplar hacia el norte de la entidad: de Atlacomulco con dirección a Aculco. Un dato: Arturo Osornio trabajaba en la Sagarpa, pero fue enviado por el peñismo en 2014 a Desarrollo Social estatal, con la consigna de operar electoralmente el 2015. Desde Los Pinos, mandaron a alguien de su grupo al gabinete de Eruviel que relevará a Elizabeth Vilchis que no ataba ni desataba.

Hay una última carta de presentación que pretende sacar Alejandra del Moral: la forma tersa en que se han renovado comités seccionales, consejos políticos y comités municipales. Sin embargo, en la recta final el respaldo de César Camacho parece insuficiente. El arropo de Luis Videgaray ya no tiene peso alguno. El delmacismo pretende sacudirse la influencia de los exgobernadores, con excepción del expresidente, con quien se imponen acuerdos superiores.

———————–

Dos temas centrales ocuparán la agenda legislativa del cuarto periodo de sesiones que arranca este jueves: la Ley del Issemym y la Ley de la UAEM. Ambas, impactan en amplios sectores sociales, en intereses económicos, políticos y académicos. Morena ha escuchado ya muchas voces, y vendrá un proceso de negociación que convengan a todas las partes.

En el caso del Issemym, no se pondrá en riesgo la viabilidad financiera del instituto, pero buscarán las mejores condiciones para la jubilación o el retiro de los derechohabientes. Antes de que finalice el año quedará resuelto. Maurilio ha logrado una gran interlocución con Rodrigo Jarque y eso les favorece mutuamente.

Para la reforma de la UAEM, el rector Alfredo Barrera terminará su gestión en mayo de 2021. Tampoco atentarán contra la autonomía. La nueva ley incidirá en abrir más la participación de la comunidad universitaria para la elección de directores de preparatorias, facultades y centros universitarios. Se trata de que algunos grupos disidentes tengan piso parejo. La elección del rector quedaría prácticamente sin cambios.

Comentario a [email protected]

Comentarios

comentarios