Inicio Noticias Lluvias no cesan y drenajes revientan; cientos de viviendas anegadas

Lluvias no cesan y drenajes revientan; cientos de viviendas anegadas

608
Lluvias colapsan. Daños inevitables.

Lluvias colapsan. Daños inevitables.

Redacción

Los sistemas de drenaje de varios municipios del Valle de México han quedado en evidencia con las lluvias de los últimos días y horas. A la emergencia vivida en Nezahualcóyotl, el fin de semana, donde suman más de dos mil 500 familias afectadas por las inundaciones, este lunes se sumaron varios municipios de la zona metropolitana del Distrito Federal, donde los sistemas hidráulicos se colapsaron.

Desde muy temprano, más de 500 vecinos de Cuautitlán México, Izcalli y Teoloyucan fueron advertidos de desalojar sus viviendas ante la crecida del río Cuautitlán, que provocó la movilización de los cuerpos de emergencia durante la madrugada. Más tarde se registraron afectaciones en Tlalnepantla y Huixquilucan, y para cerrar el día, el fraccionamiento Las Arboledas y Valle Dorado en Atizapán de Zaragoza, sufrieron por anegaciones.

La situación que se vive en Neza, producto de las inundaciones es crítica. Cuando la gente y la autoridad estaban por concluir con la limpieza de más de dos mil viviendas que se anegaron por las lluvias del viernes, la noche del domingo volvió a azotar una fuerte lluvia y en varias viviendas el agua brotó de sus drenajes.

El alcalde Juan Zepeda pidió públicamente apoyo a las autoridades estatales y federales para hacer frente a la contingencia, al grado que demandó la declaratoria de emergencia para que el municipio pueda acceder a recursos del Fondo Nacional de Desastres.

El edil de extracción perredista ha contabilizado más de dos mil 800 casas de ocho colonias con afectaciones diversas, y las partidas municipales no alcanzan para hacer frente a la contingencia.

Insistió en que las lluvias registradas en las últimas horas han sido atípicas, pero admitió que se deben hacer trabajos mayores en el sistema del drenaje municipal, ante décadas de olvido de las autoridades que le antecedieron.

Por la madrugada en Cuautitlán se dio inicio al protocolo de emergencia ante la crecida del río del mismo nombre. A la zona arribaron 80 camiones para desalojar a vecinos de varios fraccionamientos ante el eventual desbordamiento del afluente. Fue tal la alarma que el secretario de Salud, César Nomar Gómez Monge tuvo que acudir a la zona para coordinar los trabajos.

Para la tarde, una fuerte lluvia azotó varios municipios del poniente del Valle de México causando estragos en Huixquilucan, Tlalnepantla y Atizapán, principalmente.

En el primer municipio, la zona de Interlomas sufrió anegaciones que perjudicaron el tránsito. En una vialidad un camión escolar se quedó varado, al intentar avanzar sobre Hacienda de las Golondrinas, donde el agua subió más de 60 centímetros. Se reportaron casas, donde el agua subió hasta el metro.

Varios puntos de Tlalnepantla y Atizapán registraron encharcamientos severos y por la noche se reportó el desbordamiento del Río San Javier, afectando viviendas del fraccionamiento Las Arboledas.

 

 

Comentarios

comentarios