Inicio El Manual de Maquiavelo El Manual de Maquiavelo 21-01-2022

El Manual de Maquiavelo 21-01-2022

237

Francisco Ledesma / La izquierda de Higinio

La izquierda identificada con el Grupo de Acción Política -hoy en la antesala de la sucesión por la gubernatura del Estado de México- y encumbrada en la toma de decisiones de Morena, es una apuesta favorable hasta para el propio régimen priísta, con quien ha logrado una connivencia política en los últimos 30 años.

A pesar de la postura que hoy manifiestan sus liderazgos, como una oposición y un contrapeso a la toma de decisiones del Poder Ejecutivo; durante años el círculo político texcocano ha formado parte de las componendas del poder público, lo que ha posibilitado su prevalencia en posiciones de privilegio, desde la formación del PRD hasta llegar al empoderamiento de Morena en el estado.

Higinio Martínez ha transitado en dos ocasiones como senador; su grupo político siempre ha estado presente en diferentes ámbitos: Horacio Duarte, como defensor del proceso de desafuero; Ricardo Moreno, como representante ante el IEEM; y Maurilio Hernández, como presidente de la Legislatura Estatal, en donde coincidió en tiempo y espacio con Enrique Peña. Todo desde la esfera del PRD.

Con una inusitada capacidad de adaptación, se plegaron a Movimiento Ciudadano por corto tiempo; para posteriormente ser artífices de la formación de Morena en el Estado de México, y desde ahí, reclamar espacios de poder que los consolidan como el grupo de mayor ascendencia política en la entidad.

En ese proceso de transición, adoptaron a Delfina Gómez para impulsarla como alcaldesa de Texcoco, en cuyo ascenso al poder prevalece la hipótesis de que habría sido arropada por algunas estructuras oficiales -incluidos los Antorchistas- con el propósito de derrotar al candidato priísta que no era bien visto por el peñismo, en la histórica elección presidencial de 2012.

Con el ascenso al poder de Eruviel Ávila, el GAP alcanzó uno de sus mejores momentos políticos, dada la relación de Higinio con el círculo eruvielista, no sólo en términos de colindancia geográfica entre Ecatepec y Texcoco, sino por su cercanía personal. La coyuntura mejoró con el triunfo de López Obrador en 2018.

A la distancia, a más de tres años de la cuarta transformación, el grupo texcocano domina los principales espacios de decisión pública en manos de Morena: el control de la Legislatura Estatal -incluida la Jucopo y el OSFEM-; las dos posiciones en el Senado; la representación ante el IEEM; dos despachos del gabinete federal, la Secretaría de Educación Pública y la Administración General de Aduanas, y un puñado de alcaldías mexiquenses.

Además de la presidencia del consejo político estatal y la delegación de Morena en el Estado de México, también forman parte de su patrimonio dominante.

En esencia, Higinio y los suyos, han logrado sobrevivir a los cambios de la política mexiquense, ante su capacidad de adaptarse a todos los gobernadores priístas -desde Ignacio Pichardo hasta Alfredo Del Mazo-; y a los liderazgos de la izquierda mexicana -desde Heberto Castillo hasta López Obrador-, para mostrarse como la mejor opción para garantizar la prevalencia del régimen priísta, o bien, ser redituable electoralmente al PRD, MC y Morena.

Con la doble cara de una moneda, el discurso en público y en privado de Higinio Martínez -cabeza de grupo-, es una alternativa que conviene a su partido y a sus opositores, porque el GAP parece una garantía de que todo puede cambiar para quedar igual, y la prevalencia de un régimen que se resiste a morir.

Esa izquierda sin radicalismos, con la ambigüedad de ajustarse a las necesidades del régimen siempre ayuda a ganar elecciones, y a compartir el poder hasta con los grupos más oficialistas y conservadores. Esa, es la izquierda de Higinio.

La tenebra

Han cambiado de partido cada vez que se hace necesario; han mantenido un discurso consistente que apuesta hacia la congruencia, pero cuando han estado en las estructuras del poder, han contribuido a fortalecer a las élites políticas porque forman parte de ellas. La alternancia no ha sido una solución, sino parte del problema.

 

Comentarios

comentarios