Inicio El Manual de Maquiavelo El Manual de Maquiavelo 13-08-2020

El Manual de Maquiavelo 13-08-2020

230

Francisco Ledesma / Un año perdido

En un par de semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador deberá rendir su segundo informe de gobierno, ya un tercio de su mandato; y en un plazo de seis semanas, el gobernador Alfredo Del Mazo presentará su tercer informe, lo que representa la mitad de su sexenio: ambos recorrerán una ruta paralela en lo que parece un año perdido por la inmovilidad de la vida pública del país.

El marco institucional será contundente. La construcción discursiva concentrará sus mayores referentes en los esfuerzos inéditos para afrontar la pandemia por covid: el mayor logro es haber evitado un colapso en un sistema de salud tan frágil y reducido en sus capacidades estructurales, humanas y financieras.

Es impensable que el tercer informe sea sólo una alusión del sector salud. Cada una de las instancias gubernamentales ha establecido tareas diversas ante el desafío del covid, que en distinta medida deberán ser enlistadas: los incentivos fiscales y económicos para ayudar a la micro y pequeña empresa; los programas sociales destinados a los grupos más vulnerables y hasta la pretensión de instaurar clases a distancia en los distintos niveles educativos.

Sin embargo, en términos operativos, tal parece que la acción de gobierno ha permanecido inmóvil tras una prolongada jornada de sana distancia –extendida entre los meses de abril y junio-, que tuvieron efectos negativos en la actividad económica de todo el estado; y en consecuencia, una reducción de las proyecciones presupuestales, y el inevitable recorte del gasto público.

Para muchos sectores económicos, todavía paralizados o en proceso de reactivación, los meses que transcurren son una especie de año perdido. Y esa misma sensación permea entre la opinión pública hacia las tareas del sector público, que obligados por la emergencia sanitaria sólo mantuvieron en funcionamiento actividades esenciales, incluido el desarrollo de infraestructura.

Actualmente, las actividades públicas de Alfredo Del Mazo han sido reducidas en su ocurrencia y limitadas en su convocatoria. Eso complica todavía más la difusión de su acción de gobierno y agudiza una percepción de parálisis. En lo inmediato, se ha tenido que innovar por medio de plataformas digitales, pero ni de cerca se puede asemejar a los eventos que reunían hasta cinco mil personas para una entrega de sus programas sociales.

Pese a ello, en términos generales el manejo de la crisis sanitaria deja un balance positivo a Del Mazo, ya sea por su toma de decisiones; o bien, por su capacidad para comunicar a través de sus redes sociales con determinada frecuencia.

La difícil tarea de gobernar tiene como encomienda conciliar los más legítimos intereses de la sociedad, donde prevalecen muchas consignas pendientes y que requieren de una atención permanente, por encima de problemas coyunturales como la pandemia que enfrenta el país entero.

Allí, las premisas con índices negativos son dos fundamentalmente: la creación de empleos y el combate a la delincuencia –ambas fueron promesas de campaña y se reivindicaron como ejes del plan estatal de desarrollo-. Ambos indicadores se han agudizado a consecuencia de la coyuntura epidémica, y son un mal nacional que también arrastrará a la administración federal.

En su tercer informe de gobierno, Del Mazo deberá asumir que su discurso se construye sobre varios frentes: su balance institucional por el covid; su relación política con López Obrador; sus avances y metas a la mitad de su sexenio; y el reposicionar a su partido hacia las elecciones de 2021, donde si se tratara de un juego de futbol podríamos decir que está en disputa el primer tiempo del 2023.

La tenebra

Quien lo diría: frente a la imposibilidad de hacer un acto masivo, es muy probable que el informe delmacista traiga de regreso el ejercicio del talk show televisivo que implantó Eruviel Ávila durante su sexenio, para obligar a cientos de burócratas a observar su mensaje político por la televisión del estado.

Comentarios

comentarios