Inicio Política Culpa Murrieta a bancos de inconsistencias en cuentas

Culpa Murrieta a bancos de inconsistencias en cuentas

844
Murrieta. Transición.

Murrieta. Inconsistencia en cuentas.Redacción
El secretario de Finanzas, Raúl Murrieta Cummings aseguró que el presunto desvío de recursos públicos del gobierno del Estado de México a un particular por un monto de 50 millones de pesos fue producto de un “error de algoritmos” de la sucursal bancaria, tras señalar que de ninguna manera se destinaron recursos públicos a la campaña electoral de Enrique Peña Nieto como acusaron los partidos de izquierda.

En la glosa del primer informe de Eruviel Ávila, los legisladores del PRD, PT y Movimiento Ciudadano insistieron que desde las cuentas bancarias del gobierno estatal se financió la compra de la Presidencia de la República a favor de Peña Nieto.

A través de Oscar González Yáñez e Higinio Martínez Miranda –coordinadores parlamentarios del PT y Movimiento Ciudadano- responsabilizaron al titular del Ejecutivo Estatal de un manejo irregular de sus cuentas bancarias, donde incluso se corroboró que una de ellas estaba a nombre de Luis Videgaray Caso –ex secretario de finanzas estatal y coordinador de campaña del candidato presidencial priísta-.

El secretario de finanzas defendió que derivado de un error del Sistema de Pagos Electrónicos Interbacarios (SPEI) se depositaron 50 millones de pesos donde apareció como beneficiario un particular de nombre Marcos González Pak, lo que en su momento fue denunciado por Ricardo Monreal Ávila –coordinador de campaña del izquierdista Andrés Manuel López Obrador-.

Como ese error, añadió Raúl Murrieta ocurrieron tres errores en los registros de las cuentas bancarias del Estado de México, el primero durante las campañas electorales y dos más en periodo poselectoral, sin que se detallaron los otros dos beneficiarios y los montos que se asignaron erróneamente.

Murrieta añadió que el depósito denunciado por Raúl Monreal, se corrigió con  posterioridad. “El error pudo deberse a una cuestión de algoritmos. Era un programa nuevo, mediante el cual ellos mandaban la información del banco, hacia el Banco de México, y lo que refirieron es que no había sido un caso aislado “, argumentó.

Por su parte, los legisladores de izquierda señalaron que las finanzas estatales se encuentran en quiebra con una deuda pública que supera los 38 mil millones de pesos, y una deuda encubierta a través de los denominados Proyectos de Prestación de Servicios que alcanzan un monto de 42 mil millones de pesos.

En su momento, reiteraron que desde el gobierno estatal se triangularon recursos financieros para fondear los gastos de campaña de Enrique Peña, quien acusan “compró” la Presidencia de México con dinero público.

Comentarios

comentarios