Inicio Juega Conmigo Cuando el balón vuelva rodar

Cuando el balón vuelva rodar

666

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Hace 69 días que se guardaron las playeras con la promesa de pronto regresar; después tuvimos que poner las banderas a media asta. Ayer, en una decisión histórica pero necesaria, el balón dejó de rodar en la Liga MX. Las luces no serán prendidas hasta julio, y las gargantas se habrán quedado mudas cuando la del 5 vuelva a escena.

El daño colateral
Cancelar o jugar, en ambos casos el daño estaba hecho. Patrocinadores, derechos de transmisión, ingresos de taquilla, abonos, compra de souvenirs, consumo en el estadio, todo se viene abajo. La caja registradora no hace clic y la chequera debe seguir firmando. La idea era que el golpe fuera menor; a pesar que de entrada me sorprendió que se haya decidido parar, ya que el golpe es brutal también para televisoras, entiendo que éstas se convirtieron en pieza angular para poder tomar la decisión.

La clave
La crisis financiera ya es una realidad, la primera señal fue la retención de los salarios de jugadores. A pesar de que este golpe tomó a todos por sorpresa, veremos qué equipo construyó mejor su balsa para salir a flote y no hundirse.

La crisis que se avecina no conoce la palabra excepción; ricos, pobres, grandes, populares, discretos, todos van a sufrir fuerte. Será clave, para sobre llevar el momento, el pasado reciente de los clubes; esto incluye el trabajo en fuerzas básicas y una base sólida de jugadores. Los equipos tuvieron más de dos meses para ir planeando como contrarrestar los efectos colaterales de la pandemia, es obvio que esto se veía venir.

El 11 inicial
Lo he venido mencionando, voltear a cantera, a los jóvenes, al talento nacional va a ser una llave para abrir el candado. Los jóvenes además de baratos, son leales, entregados cuando apuestas por ellos, son la sal de la tierra en este momento. La base sólida de jugadores de jerarquía y extranjeros también tendrán un peso específico en los planteles, sin embargo sufrirán los reajustes de mercado que vienen de la mano.

¿Se acuerdan de los últimos draft en los que había poco flujo de efectivo y casi todo era préstamo? Prepárense para algo así o peor. Ni que decir de las compras del exterior, los equipos difícilmente van a traer jugadores de gran cartel, por eso es que quien no tiene buen plantel en este momento le queda la opción de cantera para salvar sus dos años siguientes, cuando menos.

Opinión del experto
Según especialistas en el tema, en octubre podría haber una nueva ola de contagios debido a las condiciones del clima y la época de influenza. “Las medidas serían distintas, búsqueda de sintomáticos, aislamiento en sus domicilios y estudios de contactos. Habrá que ver cómo responde la gente a la nueva realidad, si no aprendemos será complicado este año. Si se hace bien podrá haber eventos masivos con sana distancia, será complicado en los estadios”, asegura el Dr. Víctor Torres Meza director del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CEVECE)

Ojo ahí
Por esta razón, las autoridades de la CDMX han sugerido que el fútbol con gente regrese hasta 2021 en la liga MX. La nueva normalidad obliga a la adaptación a protocolos, mientras las directivas deben encontrar cómo sobrevivir sin gente en los estadios.

El rival
Entiendo que patrocinadores y derechos de transmisión son ingresos más fuertes, sin embargo, estos también sufren ya los estragos de la crisis. Una de las razones por las que no se jugó el torneo en jornadas dobles fue el bajo impacto que generaría, haciendo poco atractivo y menos redituable para la TV el costo-beneficio. La siguiente temporada será distinto, según Ricardo Peláez, el regreso de la gente al estadio será de forma gradual, pero yo aún tengo mis dudas.

¿Cómo mantener la pasión?
Los clubes también comen de la cercanía emocional de los aficionados. Será un reto para los clubes. Las emociones, otro activo que se verá afectado en época de estadios vacíos.

Conclusión
Al clausura 2020 le faltaron 77 partidos y la pérdida es brutal. Si el siguiente torneo no se puede ir al estadio podría bajar interés de los aficionados, lo que generaría un efecto dominó: los clubes van a ver una mengua de los derechos de televisión, que es la canasta que les proporciona alimentos, y recortes en los patrocinios.

Redimensionar va a ser una palabra muy escuchada (parecido a la nueva normalidad). Los equipos tienen que acostumbrarse a las nuevas reglas con menores ingresos (re negociaciones ) y en los que los gastos tendrán que ser menores a los que se venían manejando.

Al equipo que le vayas, no esperes grandes fichajes. Cuando el balón vuelva a rodar, jugadores, directivos, afición, televisoras, cuerpo técnico, patrocinadores, vendedores, todos debemos adaptarnos de nuevo a sus condiciones, las de la nueva realidad del fútbol.

Cuidémonos mucho. Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios