Inicio Opinión Con dedicatoria a los incrédulos

Con dedicatoria a los incrédulos

356
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Los partidos se juegan, les dije tres veces en mi previa. Toluca venció 2-1 a Tigres con goles de Triverio y William, los dos jugadores más criticados. Sus goles no quitan el regular o mal trabajo pasado, pero demuestran que los partidos se juegan. Toluca no salió goleado, no perdió, tampoco jugó tan bien perooo le quitó el invicto de 29 partidos sin caer en el Volcán a los Tigres que sufrieron la expulsión de Pizarro. Lo que sí quiero dejar claro es que Toluca no jugó bonito, jugó inteligente

El 11 inicial
Toluca suplió a Tala con García, ahí no duele nada. En lugar de Rubens, Cristante decidió iniciar con Quiñones y Quick. Adelante, vino otro ajuste, Triverio fue titular.

Los goles
1-0 Gignac de cabeza se comió a Tobio para rematar muy cerca de portería.
1-1 Triverio remata y aprovecha atento el rebote que dio Nahuel, para marcar el empate.
1-2 bella jugada de Quiñones y William, el volante brasileño dio el triunfo a Toluca.

La clave
Tigres se quedó sin Pizarro por roja directa, ahí los regios ganaban el juego y navegaban tranquilos. Los rojos también pudieron quedar con un expulsado, ya que Triverio le dio codazo a Torres Nilo.
Otra clave del juego fue que Tigres modificó su tradicional esquema y pasó a línea de 3, algo que a la larga y con jugadores menos los debilitó

Conclusión
El triunfo contra todo pronóstico, contra todos los que daban goleada segura, con ausencias, representa una arma de dos filas; los rojos no jugaron nada bien, pero fueron inteligentes. Esta victoria puede ser engañosa, debe dejar muchas cosas por aprender. La afición, que nadie pierde o gana sin jugar. El cuerpo técnico también tiene que darse cuenta que este triunfo no exime de un poco volumen de juego, pero sirve para trabajar mejor y darse cuenta los potenciales a explorar de un equipo sin Rubens y Barrientos.
En el caso de William, muchos criticaron el inicio de torneo del brasileño y aunque sigue debiendo, hoy les enseña que mientras tenga la playera roja siempre puede darte una alegría. Da Silva debe jugar más libre, es ahí donde aporta mucho más.

Gracias por leerme y jugar conmigo

Comentarios

comentarios