Inicio Política Ungen a Ana Lilia como dirigente nacional del Movimiento Territorial

Ungen a Ana Lilia como dirigente nacional del Movimiento Territorial

812
Ana Lilia Herrera, Empoderamiento.

Ana Lilia Herrera, Empoderamiento.

Redacción

Ana Lilia Herrera Anzaldo, es parte de ese sector en el poder público definido como Golden Queens, como se conoce al puñado de mujeres jóvenes y empoderadas políticamente que crecieron al amparo de los Golden boys –cuyo liderazgo más visible es el hoy Presidente Enrique Peña Nieto-, nombre acuñado al grupo político que construyó el ex gobernador Arturo Montiel Rojas.

Ana Lilia es la mujer cercana a Montiel con mayor crecimiento político en la última década, con poder vigente –actualmente es Senadora de la República por el Estado de México-, y desde ayer secretaria general del Movimiento Territorial del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que también preside el ex gobernador mexiquense, César Camacho Quiroz.

En fórmula única, Herrera Anzaldo no tuvo rivales internos para buscar la posición de liderar al Movimiento Territorial, y destronó del organismo la longevidad del tamaulipeco Carlos Flores Rico, quien permaneció en ese encargo durante los últimos doce años, lo que le permitió además en un par de ocasiones alcanzar una posición como diputado federal.

Como parte del fortalecimiento de la figura presidencial y la reinstauración del viejo régimen vinculado al PRI, la unción de Ana Lilia Herrera al Movimiento Territorial se da en relación directa a su cercanía con Enrique Peña Nieto, quien desde que era gobernador, la impulsó como diputada local y posteriormente alcaldesa de Metepec.

Pero la carrera política de Herrera Anzaldo sería inexplicable sin el arropo del tutor político de Enrique Peña Nieto. El ex gobernador Arturo Montiel formó a Ana Lilia, primero como su vocera por un corto periodo, para después nombrarla secretaria técnica del Consejo Estatal de Población, hasta ocupar el cargo de secretaria de Desarrollo Social.

En la esfera partidista, el propio Montiel le encomienda la secretaria de gestión social dentro del Comité Directivo Estatal del PRI, cuando éste era presidido por el polémico Isidro Pastor Medrano. Su lealtad política, rindió frutos cuando por cortos periodos, Ana Lilia ocupó la secretaría general y la presidencia del PRI en el Estado de México.

Ahora, con el arropo de Enrique Peña, y el empoderamiento que los mexiquenses han alcanzado desde su asunción al poder presidencial, la originaria de Ecatepec, pero actualmente vecina de Metepec, se instaló como secretaria general del Movimiento Territorial, para con ello entender que el sexenio que corre es de los mexiquenses, y muy en particular de los montielistas.

 

Comentarios

comentarios