Inicio Opinión Todo suma

Todo suma

433

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Con una ligera pero notoria mejoría en volumen futbolístico, Toluca sigue sin pasar de ser un equipo de claroscuros. Momentos de lucidez ofensiva siguen siendo opacados por descuidos defensivos y malas elecciones. El diablo hace tablas con los Rayos, para traer un punto que en estas circunstancia no se desprecia.

Alineación
Talavera, Wicho, Maidana, Tobio, Chalá, Ruiz, Ríos, William, Rigonato, Pardo y Gigliotti.

Los goles
1-0 Necaxa le encontró la espalda a Toluca y de izquierda vino un centro que le sacó la lengua a Maidana para recaer en Quiroga y marcar el primero.

1-1 Gigliotti desde el balcón del área dio vuelta y cantó el gol del empate.

La clave
El golpe sobre la mesa de la semana pasada encendió alarmas y sensores. En el equipo podrá faltar lucidez, incluso velocidad, pero al menos, hay más actitud.

Poner a Ríos dio equilibrio y permitió soltar más la rienda a William y Rigonato. Los ataques de Necaxa iniciaron con un fútbol más directo, y casi siempre culminaron por algún error de la defensa de Toluca, que hoy volvió a dar pasos hacia atrás. Adelante sigue faltando llegada, pero se va incrementando el volumen de fútbol. Este Gigliotti es más cercano al que conozco que el de la falla pasada. Wicho dio el peor partido desde que llegó, quizá le pesó jugar ante su exequipo, mientras que Maidana “volvió a las andadas”.

“Cepillín” a Mancuello
Federico Mancuello no sólo ha perdido la titularidad sino que también la confianza de Ricardo La Volpe. El argentino, que le había dejado buena impresión al DT en pretemporada, hoy no vio un solo minuto. De hecho, para el partido vs Tijuana Federico ya había sido relegado al banquillo y logró meterse en los últimos entrenamientos, pero esta vez no la libró.

Conclusión
Traicionando un mucho su estilo, La Volpe se dio cuenta que el equipo necesita un freno para no desbocarse. Parece que con Ríos lo encontró, y aún así se sigue padeciendo con poco del rival. El torneo ya dejó de ser joven y entra en madurez, por lo que ahora sí Toluca empieza a jugarse más que tres puntos en cada juego. Si el triunfo ante Tijuana le compró oxígeno a La Volpe, la llegada de Sinha aún más, y este resultado sigue prolongando la estancia de zopilotes en el cielo toluqueño.

El punto no ayuda mucho en el objetivo final, pero sí en el momento anímico de un equipo que todavía no noto explotando el 50% de su nivel. Suena conformista decir que el empate es bueno, pero entendería si así lo consideran. La semana tiene otra parada y es en CU.
Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios