Inicio Destacados Plan B: De la línea de 5 a básicas

Plan B: De la línea de 5 a básicas

441

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

“Para Ricardo Lavolpe, empezar jugando es pasarse la pelota entre los defensas, sin mucha intención… Lavolpe obliga a otra cosa. Obliga a salir jugando, que no es otra cosa que jugadores y pelota avancen juntos, al mismo tiempo”.

Pep Guardiola

La Volpe nos había compartido en diciembre, en el programa Deporte Sin Límite, que Toluca sería su último contrato como DT. Su prematura salida de los diablos adelantó la noticia que esta semana detonó a nivel nacional: La Volpe no dirigirá más. No veo tanto sentido hablar de los logros del pasado del Bigotón, esos todos sabemos, pretendo más bien hacer un panorama de lo que busca y cómo se veía en Toluca.

La línea de 5
La efectividad de un sistema de juego depende de la capacidad que la plantilla tiene para llevarlo a práctica, sumado al convencimiento de la misma de que ese sistema es lo mejor para el grupo; ninguna de las dos opciones las tuvo en Toluca.

Cada vez que Ricardo te habla de su línea de 5 es capaz de convencerte, expresa la ventaja competitiva que buscaba; usando saleros, vasos, bolsitas de azúcar (si no hay en la mesa, los manda pedir), para dejar en claro su idea.

Como ya lo expresé en la cita de Guardiola, La Volpe ve primordial que el jugador saliera con el balón con protagonismo. “Salir con protagonismo,” era de lo mas escuchado en una plática futbolera con él. Hacerlo representa la sorpresa que genera un defensor al ir con el balón (juntos) a romper línea y meterse con ventaja en terreno rival, para provocar obligaciones de marca en el rival, mano a mano, y a su vez liberar al delantero.

El plan B, con B de Bigoton.
Ricardo tiene en mente seguir ligado al fútbol; para ello, sabe dónde puede aportar más. El plan del Bigotón se centra en trabajar en fuerzas básicas, desde ahí ser vínculo entre Director Deportivo y Director Técnico, para que el sistema de este último sea practicado por las demás categorías. El DT del primer equipo establece las características que busca en cada posición para su forma de juego, La Volpe con su ojo y forma de trabajo provee desde fuerzas básicas de esos jugadores.

Cuando Ricardo llevó a Brandon Sartiaguin a pretemporada, el canterano mostró cosas interesantes. A su regreso, el DT pidió darle seguimiento en su categoría, sin embargo en sub 20 no se colocó al joven en la posición que se requería en el primer equipo, bloqueando las posibilidades de qué elemento pudiera ser ocupado. El plan de La Volpe es precisamente que esto no suceda, sino trabajar los mismos sistemas para que en el momento que el primer equipo no tenga (por la razón que sea) un jugador en cierta posición, las categorías inferiores no tengan problema de proveer, incluida adaptación a la forma de juego, el elemento necesitado.

Ricardo también incluye hacer visorias en diferentes estados de la República, Universidades, torneos juveniles, para captar material humano. Es importante resaltar que el Bigoton estaría involucrado al 100, todos los días, a la hora necesaria para trabajar con lo jóvenes, pero también con los entrenadores y formadores. El Bigotón cree que el jugador no siempre sabe cual es su posición donde explotará mayormente sus características; esa también será su responsabilidad en el proyecto. Recordemos, por citar un ejemplo, que él hizo a Israel López pasar de la lateral a la contención, puesto donde incluso llegó a la selección. Incluso, tenía la intención de hacer de Giovanny León un lateral derecho para el siguiente torneo.

Ojo ahí
Todos sabemos la relevancia de las fuerzas básicas. Con el daño colateral que provocará en materia económica el Covid 19, aquellos equipos que no compraron bien o no trabajaron sus básicas, van a sufrir al estar desprotegidos en la época que se avecina. Haber contado con un La Volpe en fuerzas básicas de cualquier equipo, hoy sería agua en el desierto.

Se veía en el Toluca

Ricardo se veía trabajando en básicas o una dirección deportiva en el Toluca, pensó que se lo ofrecerían, y por supuesto que habría aceptado: “pensaba yo (le ofrecerían el puesto), después de estar en Toluca, después de haber dirigido, mi futuro lo veía ahí en Toluca, es decir, pasar a ser un director deportivo en Toluca. En ese momento no se dio, quizá se pueda dar a futuro. Creo que mis últimos años que le puedo dar al fútbol es donde me puedo explotar más, y es en la formación de jugadores.”

En Toluca tenia un plan
La Volpe quería formar una base de jóvenes mexicanos en Toluca, en su mayoría canteranos, bien arropados por hombres de experiencia, cómo lo hizo en Atlas de finales de los 90s. En mente tenía a: Mora, Wicho, Sartiaguin, León, Castañeda, Acero, Millán, Jaramillo, Gamboa, Cruz, Alexis López (hoy en Costa Rica) y Javier Hernández. Como en todos sus equipos, La Volpe trabajaba algunos días de la semana con sub 17 y sub 20 para encontrarles o explotarles cualidades e irlos puliendo.

Conclusión
La Volpe ha incluido un nuevo concepto: “Un director deportivo como quiero ser yo, de pantalón corto”. Eso se necesita, un tipo que pase a funciones administrativas pero sin dejar la cancha. Involucrado al 100, con experiencia, que no deje operar a terceros, y se haga responsable de la toma de decisiones.

Gracias por lo que le dio como DT al fútbol mexicano, en particular al de Toluca. Mucho éxito en su nueva etapa a este e personaje tan valioso del fútbol mexicano, trabajador, directo, sensible, inteligente, loco, auténtico, bromista, supersticioso, polémico. Los equipos serios en el el fútbol mexicano debe estar “lamiendo los bigotes” por el Bigotón. Ojala a pronto de la línea de 5 pasemos al plan B, con B de Bigotón. Un abrazo para él y para ustedes.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios