Inicio Sin categoría OFF THE RÉCORD

OFF THE RÉCORD

829

guerra abudJuan José Guerra Abud, actual coordinador de los diputados federales del Partido Verde Ecologista de México, podría convertirse en la carta que complete la fórmula al senado por el Estado de México en la alianza PRI – PVEM, que en primera instancia encabeza Ana Lilia Herrera Anzaldo. Parece que Alejandro Agundis, el eterno dirigente estatal del verde, se cayó en la negociación final, y debió entrar la mano de Enrique Peña Nieto para hacer ajustes finales luego de que se rompió la coalición con el PANAL de Elba Esther Gordillo, que aunque ha mostrado mesura, dicen que está lo que le sigue de enojada luego del que el acuerdo electoral se fue por la borda.

 

Guerra Abud, fue secretario de Desarrollo Económico en el mandato de Emilio Chuayffet. El hoy diputado federal sustituyó en aquel entonces a Arturo Montiel como encargado de la economía local. Arturo se fue a encomiendas electorales en la campaña presidencial de Ernesto Zedillo, pero le heredó a Guerra a su secretario particular, Enrique Peña Nieto, un incipiente abogado que comenzaba su carrera política en el priísmo, y quien fue definitivo para que su ex jefe sea candidato a Senador. La vida y la política, no hay duda, es una tómbola.

 

El cambio en la fecha en el registro de diputados federales dentro del PRI, al pasar del 27 de Enero al 7 de Febrero, ha generado nuevas especulaciones. Las candidaturas que parecían “planchadas” generarán un nuevo jaloneo por parte de los suspirantes a formar parte de San Lázaro. La única ventaja que vieron algunos con esa decisión, es que tendrán la posibilidad de cobrar una quincena más. Lo que parece un despropósito es que quienes toman las decisiones sigan con el discurso con dejo de soberbia, para asegurar que el rompimiento con el PANAL no trajo consecuencias negativas.

 

A propósito de las actividades de Enrique Peña Nieto. Para quienes cubren la fuente del candidato presidencial del PRI, ya no es necesario tener contacto con David López Gutiérrez -vocero del abanderado tricolor-. Ahora será suficiente con ser seguidor de la cuenta de Luis Videgaray -coordinador de campaña- para conocer cada movimiento, declaración o respiro del originario de Atlacomulco, quien se pasea por el Foro de Davos, en Suiza. Videgaray toma fotos de cada reunión por escueta que en tiempo y contenido que ésta sea, lo que se intenta es demostrar el “músculo” de Peña Nieto y su reconocimiento internacional.

 

La verdad de las cosas es que Enrique Peña Nieto no es considerado aún el estadista que nos quieren hacer creer en el foro económico más importante a nivel mundial. A la comunidad internacional escapa que Peña Nieto es el puntero de las encuestas presidenciales en México, un país sumido en la pobreza, en el tercer mundo, en el subdesarrollo, y con políticos improvisados o con intereses mezquinos. Pero lo que más caracteriza a México en el mundo, es un territorio dominado por el narcotráfico, y ese es un problema donde al PRI se le achaca de pactar con el crimen organizado, según ha permeado los dichos de Felipe Calderón.

 

Ernesto Zedillo y José Ángel Gurría fotografiados con Peña Nieto, sólo corroboran la amplia influencia de Liébano Sáenz -cuyas encuestas por tanto son poco creíbles-, y quien se ha convertido en un asesor de cabecera de las aspiraciones presidenciales de Atlacomulco, desde los tiempos de Arturo Montiel y ahora con Enrique Peña. Por ello, Salinas parece aún escondido de las decisiones electorales, y al menos en un primer oteo de las candidaturas que se han mencionado hasta el momento, la mano de Salinas parece muy oculta o excluida por quienes detentan el poder del partido. Al tiempo.

 

 

 

Comentarios

comentarios