Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

1442

Toluca, Edomex; 28 de febrero de 2020.- A Morena le urge tener una dirigencia estatal definida, cuando faltan diez meses para tomar decisiones sobre los candidatos a alcaldes y diputados locales. De ahí, la persistencia de Higinio Martínez para mantener su influencia al interior del morenismo y la prevalencia de sus privilegios políticos. Ayer, junto con Maurilio Hernández, se reunió con Alfonso Ramírez Cuellar -nuevo dirigente nacional de Morena-, con el objetivo de incidir en el futuro del partido, que buscará mantener al menos el 80 por ciento de los espacios ganados durante las elecciones de 2018.

Para los comicios del año próximo, ahora todos querrán ser candidatos de Morena, bajo la idea de que habrá resultados favorables en todos los frentes posibles. Y en esa lógica, los Puros encabezados por Daniel Serrano, reclamarán los espacios que consideran les pertenecen. De ahí que también empujarán lo necesario para arrebatar la dirigencia estatal al Grupo de Acción Política (GAP), propiedad de Higinio y su círculo cercano; y también las candidaturas.

——————–

La ceremonia cívica del 2 de marzo, con motivo del aniversario de la Fundación del Estado de México, ha representado simbólicamente un corte de caja para el gobernador en turno. Se trata de un informe previo, que permite posicionar aspiraciones políticas y relanzar el proyecto de gobierno. El evento público del próximo lunes tiene creadas altas expectativas, al menos entre la clase gobernante, particularmente entre priístas que buscarán señales hacia 2021.

Alfredo Del Mazo deberá delinear su futuro como grupo político y como proyecto personal. Hasta ahora, entre su círculo más cercano, existe una alta preocupación por la baja aprobación a su mandato; sin embargo, no se advierte un cambio de las prioridades o acciones de su administración. Lo más que se llega a decir, es el cotilleo sobre ajustes a su gabinete en las próximas semanas. Los enroques no necesariamente trascienden en el ejercicio de gobierno.

—————-

A partir de mañana, la Universidad Autónoma del Estado de México entrará a un puente obligado por los días inhábiles del 2 y 3 de marzo. En ese tiempo, las autoridades universitarias tendrán el tiempo contado para atender las expectativas de la comunidad estudiantil, y de forma inmediata levantar el paro que ya alcanza a cuatro Facultades. De lo contrario, el tercer informe del rector Alfredo Barrera Baca no tendrá las condiciones políticas suficientes para llevarse a cabo el martes entrante.

Será un fin de semana muy largo, para quienes están encargados de escuchar, resolver y apaciguar los ánimos de las asambleas de alumnos. En el Poder Ejecutivo también ejercen presión para definir la eventual asistencia del gobernador al informe de Barrera. Mientras que extrañamente, el movimiento universitario ha pasado inadvertido en el Poder Legislativo, donde desde hace casi un año se debate una reforma a la UAEM.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios