Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

495

Toluca, Edomex; 23 de julio de 2019.- El mayor problema social que el gobierno puede atender de forma directa es la salud pública. A diferencia de otros males como la inseguridad y la pobreza, donde las causas son multifactoriales, la atención hospitalaria puede resolverse con dos acciones: voluntad política y una cuantiosa inversión pública. Del Mazo lo tuvo claro desde hace dos años, pero apenas ayer anunció el programa de salud pública más ambicioso de los últimos treinta años: rehabilitar más de mil hospitales estatales.

A casi 24 meses de su ascenso al poder, se ha logrado sanear el desastre financiero heredado por el ambicioso César Gómez Monge. En adelante, Del Mazo ha puesto en marcha un programa que puede rebasar por mucho su famoso “Salario Rosa”. Tener hospitales rehabilitados, eliminar el desabasto de medicinas y garantizar atención médica impactaría en casi 8 millones de mexiquenses que carecen de seguridad social; una cifra muy por encima de las escasas 100 mil mujeres que tiene acceso a dinero electrónico mes con mes.

El programa de salud pública llevará un plazo de tres años, casi en la víspera de concluir su mandato. Si Alfredo cumple lo que ayer prometió, tendrá una inmejorable carta de presentación en las elecciones intermedias de 2021, y en los comicios por la gubernatura de 2023. En paralelo, tendrá pretexto para visitar más de mil rincones del estado, marcar una agenda pública distinta, más allá de seguir repartiendo los monederos rosas que se habían convertido en un evento rutinario. Si Del Mazo falla, arrastrará un lastre electoral.

Del Mazo sigue marcando distancia de su antecesor Eruviel Ávila. Al hoy senador Eruviel, y su inseparable José Manzur, se les ve más cómodos con Higinio Martínez que con el gobierno delmacista. En los hechos, Ávila y Manzur tienen muchos frentes abiertos en lo político y en lo administrativo. Es muy probable que haya un manto de impunidad, pero también difícilmente normalizarán su presencia en la vida pública en el estado pese a su estancia en la Cámara Alta.

—————

A propósito de la inversión pública en los municipios, a casi siete meses de que arrancaron los nuevos ayuntamientos en muchos casos sólo se advierten acciones de bacheo. Algunos otros ponen como pretexto la liberación de recursos presupuestales que han impedido las obras de infraestructura. Los plazos se volverán un problema cuando faltan cuatro meses para su primer informe de gobierno.

En Villa Victoria, el priísta Mario Santana Carbajal ya ha cumplido con los procesos administrativos, para la ejecución de 109 millones de pesos del programa FISMDF, de los cuales se desglosa 56 millones de pesos para trabajos de electrificación; así como de 14 millones de pesos para caminos y vialidades.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios