Toluca, Edomex. 21 de abril de 2015.- En el gabinete de Enrique Peña se han comenzado a lanzar apuestas sobre posibles relevos, una vez que concluyan las elecciones de junio próximo. Habrá a quienes se les premie su lealtad ascendiendo en el poder, eventuales perdedores, serán rescatados por el gobierno federal, sin perder de vista a los gobernadores salientes. Esa parece la lógica que deberá seguir Peña Nieto para darle vitalidad a su gabinete, cuando está por llegar a la mitad del mandato.

Aurelio Nuño, está destinado a fortalecer su influencia, pero necesariamente tedrá que salir de la oficina presidencial. Muchos apuntalan que Aurelio podría convertirse en el próximo secretario de Educación, en remplazo de Emilio Chuayffet, quien parece demasiado rebasado por la oficina de Luis Miranda, ubicada en Bucareli.

Enrique Martínez y Martínez, hasta ahora un grisáceo secretario de Agricultura, podría convertirse en el futuro dirigente nacional del PRI, ante la inminente salida de César Camacho, quien ya tiene un pie en la legislatura federal, y está destinado a ser el coordinador de la bancada priísta en San Lázaro.

Enrique Jacob Rocha y Emilio Lozoya Austin, buscan con insistencia ascender en la pirámide del poder. Jacob podría convertirse en secretario de Economía, ante la posibilidad de que Ildefonso Guajardo sea nombrado embajador, mientras que Lozoya busca desplazar a su jefe actual, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía desde el inicio de la gestión peñista.

Humberto Castillejos, actual consejero jurídico presidencial y confrontado con el círculo cercano de Peña Nieto, busca sacudirse sus desencuentros, mediante su llegada a alguna secretaría, como la del Trabajo, donde se privilegie su perfil jurídico. Humberto Castlllejos es primo de Alfredo Castillo, recién nombrado presidente de la Conade.

Pepe Calzada y Rodrigo Medina, los gobernadores de Querétaro y Nuevo León, están por abandonar el cargo y sueñan con la posibilidad de arribar al gabinete presidencial. Las especulaciones han comenzado a rondar en el circulo cercano de Peña Nieto, pero la definición podría ampliarse hasta después del tercer informe de gobierno, en septiembre próximo.

——————-

Alfredo Castillo tiene una nueva complicación en puerta, y para colmo de males, no tiene precisamente vinculación con su recién nombramiento al frente de la Conade. En la víspera, una investigación periodística reveló que la matanza ocurrida en Apatzingán el pasado 6 de enero, pudieron haber participado “policías federales, a bordo de decenas de vehículos, quienes presuntamente irrumpieron en el centro de Apatzingán y abrieron fuego contra civiles, lo que causó la muerte de por lo menos 16 personas y heridas a muchas más”.

El exprocurador mexiquense Castillo Cervantes está acusado de encubrimiento y tergiversar la verdad. Una nueva mancha a su muy cuestionada trayectoria política, Alfredo Castillo podría ser investigado respecto de una situación tan crítica, como la ocurrida en Tlatlaya en junio pasado. La violación de los derechos humanos sigue tan sistemática como tan vulnerable la fortaleza de las instituciones del Estado mexicano. El gobierno sin remedio sigue dando tumbos.

———————

En el PRD mexiquense las cosas están color de hormiga. La definición de los candidatos a presidente municipal en Tlalnepantla, Tultitlán y Teotihuacán, que quedaron pendientes en el Consejo estatal,  tiene con dolor de cabeza a varios de los que toman decisiones dentro del partido. No saben cómo destrabar lo que ellos mismos generaron.

En Tlalnepantla, la ex alcaldesa Ruth Olvera ha ganado encuesta tras encuesta al ex panista y diputado con licencia de Nueva Alianza, Antonio Rodríguez Hurtado, a quien le prometieron la candidatura a la presidencia municipal. No tienen argumento para decirle a Olvera que ella no iría a la candidatura y tampoco encuentran una salida para que “Tony” Rodríguez Hurtado, termine cediendo la postulación sin agarrar sus canicas e irse a otro partido.

En Tultitlán, tampoco tienen justificación para sostener la promesa que le hicieron a Porfirio Ramírez, ex secretario particular del contralor del Gobierno del Distrito Federal, de que él sería el candidato a la alcaldía. En todos los sondeos ha ganado César Hernández, un militante con muchos años de trabajo en el municipio, que busca el reconocimiento de su dirigencia.

Finalmente en el caso de Teotihuacán, el PRD había aprobado en su Consejo electivo del pasado 28 de marzo una planilla para que el candidato a presidente municipal fuera hombre, pero ¡oh sorpresa!, resulta que la mejor posicionada en el municipio es Doris Cerón, presidenta del comité municipal, lo que generaría hacer ajustes a la planilla ya aprobada por el consejo.

Entrampados como están, este martes tendrán que enviar una propuesta de candidatos al Comité Ejecutivo Nacional, pues se espera que por la tarde este órgano sesione para ratificar el planteamiento que haga la dirigencia estatal o bien modificarlo.

Con la designación de estos tres candidatos, el PRD ya estaría en posibilidades de acudir al Instituto Electoral del estado de México a solicitar el registro de sus abanderados para la elección local.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios