Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

2086

Toluca, Edomex. 21 de marzo de 2018.- La clase gobernante, sin distingo partidista, se aferra a los cargos públicos como un coto de poder inexorable. Ahí radica el hartazgo social hacia las élites políticas. Eruviel Ávila es un caso emblemático que ha pasado los últimos 20 años en el ejercicio del poder. Entre 1997 y 2009, Ávila fue dos veces alcalde de Ecatepec y dos veces diputado local. En 2011 fue electo gobernador del Estado de México. A partir de septiembre ya amarró ser senador plurinominal priísta. Para 2024, Ávila habrá acumulado 24 años en el ejercicio del poder mediante distintos cargos públicos.

Otro caso al interior del priísmo lo simboliza Ana Lilia Herrera Anzaldo. Desde 2006 a la fecha no ha sido capaz de concluir ningún encargo público en su ambición por saltar a otro cargo de elección. En 2006, Ana Lilia fue electa diputada local. Tres años más tarde brincó como alcaldesa de Metepec en los comicios intermedios de 2009. En la elección presidencial de 2012, Herrera fue electa como senadora por el Estado de México. En septiembre próximo ya tiene asegurada su posición como diputada federal plurinominal. En total, acumulará para el año 2021 una trayectoria de 15 años en el poder público.

En Morena, pese al discurso combativo a la mafia del poder, su actuar no tiene variaciones. Ahí está Higinio Martínez Miranda. En 1997 fue electo senador del PRD por la vía plurinominal. En los años 2000 y 2006, en las filas perredistas, fue legislador local por el Estado de México. En 2003, se convirtió en alcalde de Texcoco por el PRD. Hacia 2012, ya en las filas de Movimiento Ciudadano regresó a la legislatura mexiquense. Y en 2015, fue electo de nueva cuenta alcalde de su tierra natal, Texcoco, ahora por Morena. Acumula 18 años en el ejercicio del poder. Ahora es candidato a Senador de la República para julio entrante.

En el PRD las cosas no pintan distinto. Javier Salinas es un personaje emblemático de los cargos plurinominales. Incapaz de ganar sus posiciones en las urnas, ha sorteado cinco ocasiones las listas “pluris” de su partido. En 2003 se convirtió en diputado federal por la vía plurinominal. Tres años más tarde, logró insertarse como legislador local en el Estado de México. Para 2009, regresó a la Legislatura Federal, otra vez por vía plurinominal. En 2012, completó el ciclo para retornar a un espacio en el congreso mexiquense. En las más recientes listas de “pluris” ha asegurado su ingreso a San Lázaro en septiembre entrante.

Los panistas no cambian mucho su ADN. Laura Rojas Hernández ha seguido la misma ruta de las élites políticas. En el 2003 fue regidora de Tlalnepantla. Tres años más tarde fue electa diputada federal por la vía plurinominal. Y desde el 2012 funge como senadora de la República también plurinominal. En septiembre entrante, como plurinominal regresará a San Lázaro en la bancada panista. Rojas acumulará para el 2021 alrededor de 15 años en cargos de elección, doce de ellos sin ser votada de forma directa en las urnas.

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios