Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

355

Toluca, Edomex; 17 de septiembre de 2019.- Ayer se cumplieron dos años del gobierno de Alfredo Del Mazo. En lo político, el círculo cercano delmacista ha logrado empoderarse en un plazo de 24 meses. En el primer tercio de su gestión, el mandatario ha logrado pagar la mayoría de las componendas y eso le ha permitido fortalecer a su grupo de colaboradores. Aunque con bajo perfil, las más importantes carteras son ocupadas por delmacistas de cepa.

La derrota electoral del año pasado, sí le ha dificultado el margen de gobernabilidad a Del Mazo, pues se ha obligado a ceder y conceder posturas y hasta recursos con la oposición enquistada en la Legislatura y en los municipios. Sin embargo, el ascenso electoral de Morena no ha limitado a su grupo político, que cada vez se distingue más sólido y más compacto. El grupo Huixquilucan desplazó de un plumazo al grupo Ecatepec; y ha logrado la connivencia con el grupo Atlacomulco pese a los estertores del poder político priísta.

Por esa misma razón, se advierte cada vez más difícil los cambios en el gabinete estatal.  Del Mazo no moverá a su grupo a menos que sea para ascenderlos. Hay si acaso cinco secretarías con posibilidad de remoción, pero en la búsqueda de los acomodos políticos, es probable que los esperados ajustes tengan que esperar hasta el próximo año. ¿Quiénes podrían salir? Los secretarios que ya cumplieron su ciclo y no forman parte de su círculo cercano. ¿Quiénes podrían llegar? Los peñistas que tanto se han mencionado, pero han pedido cumplir un año de finalizo el sexenio presidencial.

El interés político no puede limitarse a su gabinete. Cada vez más cerca se encuentra la renovación del PRI estatal. Ningún delmacista parece contar con la militancia y ascendencia para saltar a la dirigencia del partido. Las posibilidades no se extienden a más de cinco cartas. Una de esas podría apostar por la continuidad; otra más con voltear hacia el norte; y el resto cada vez con menos aceptación en el escritorio de la definición. En cuarenta días se conocerá.

———————-

Como cada año, los alcaldes mexiquenses cometen excesos –que incluso derivan en violaciones a la ley- con motivo de las fiestas patrias. El alcalde de Jaltenco, José Rosario Romero usó durante el Grito de Independencia una banda presidencial, aun cuando ésta se encuentra reservada exclusivamente para el presidente de la República en turno. El morenista encabezó la ceremonia del 15 de septiembre con la franja verde, blanco y rojo cruzada en el pecho, violando con ello la Ley sobre el Escudo, la Bandera e Himnos Nacionales.

En tanto, los alcaldes de Villa Victoria y San José del Rincón, Mario Santana Carbajal y María Elena Montaño Morales, encabezaron en sus respectivos municipios, la celebración de misas religiosas, en donde incluso se realizaron honores a la bandera, e hicieron uso de su investidura en el cargo público para mostrar su fe católica y su fervor patrio. La justificación, pues que Miguel Hidalgo era sacerdote, e hizo sonar las campanas de un templo. ¿Y el estado laico?

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios