Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

358

Toluca, Edomex; 16 de febrero de 2020.- Aun cuando faltan más de tres años para la elección de gobernador, desde la oposición la efervescencia política se ha potenciado. Aspirantes adelantados en la carrera por la gubernatura estatal buscan “amarres” políticos desde ahora, que les aseguren una posición de privilegio al interior de sus partidos.

En el priísmo, todavía no se avizoran aspirantes. Los nombres que se manejan de hombres y mujeres, son cartuchos quemados de hace tres y nueve años.

Anuar Azar, Enrique Vargas y Ulises Ramírez

Desde el panismo, sólo hay un hombre que parece candidato natural. El alcalde de Huixquilucan, Enrique Vargas se reunió la semana pasada con Ulises Ramírez -el otrora líder del panismo estatal-. En paralelo, el sábado prestó su rancho personal en la zona de la Marquesa, donde convocó a un encuentro de jóvenes panistas. Se preocupa del capital electoral panista, pero sobre todo, se ocupa de su proyecto político personal. Un día levanta la mano, y al otro día, también.

Asimismo, el fin de semana, el morenista Horacio Duarte se reunió con la mayoría de los diputados de Morena del Estado de México, con el pretexto de darles un informe sobre el programa Jóvenes construyendo el Futuro. El texcocano tiene los afectos de Andrés Manuel, una posición de privilegio en el gabinete federal y la ascendencia del Grupo de Acción Política (GAP) de Higinio Martínez. Su aspiración es legítima, y tiene condiciones de consolidarla.

En la misma acera, el alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez, tuvo un evento político de su corriente. Ahí, el líder de los obradoristas congregó a unos dos mil morenistas. Raciel ha abierto un tercer flanco al interior de Morena -ajeno al GAP y los Puros-, desde donde pidió unidad y que cese la discordia interna. Aunque anticipadamente, pero con oficio político, Pérez también aspira a ser candidato a gobernador.

——————-

A partir de este lunes, se abrirá el registro de aspirantes a consejeros del INE, en cuya condición se alistan al menos dos mexiquenses. Se trata de Saúl Mandujano Rubio y Guadalupe Jardón, que no sólo tienen experiencia en temas electorales, sino que también sostienen vínculos políticos que les permitan una posición en el órgano nacional electoral. Todo depende de las condiciones que pueda imponer Morena desde San Lázaro.

Egresado de la ENEP Acatlán de la UNAM, Saúl Mandujano Rubio, ya fue magistrado del TEEM y consejero electoral del IEEM. Un hombre cercano al sistema priísta, con mucha experiencia en derecho electoral. Compañero profesional de Adriana Favela. Tiene vínculos políticos ajenos a la 4T que le pueden alcanzar para ser consejero del INE.

En tanto, Guadalupe Jardón, es una de los principales soportes del presidente del IEEM, Pedro Zamudio. Su relación con Morena no es mala, pero tampoco está entre sus predilectos. Si el proceso la elección de los tres nuevos consejeros del INE es lo más objetivo, tienen posibilidades por su hoja de vida. Si es por cuotas partidistas, también pueden acceder a la terna.

Sin embargo, si sólo Morena será quien defina la designación de los nuevos consejeros electoral del INE, sus posibilidades son escasas.

 

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios