Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

362
Compartir

Toluca, Edomex. 14 de septiembre de 2018.- La clase gobernante no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Esa parece ser no sólo una regla de la física, sino también de la política. Ayer, Alfredo Del Mazo hizo tres ajustes a su gabinete, que dejan de  manifiesto que las élites políticas únicamente se reciclan, a pesar del rechazo reflejado en las urnas en la elección pasada. Otra vez Martha Hilda; Darío Zacarías regresa a su cartera de arranque; y es premiada una alcaldesa en meteórico ascenso. En la víspera de su primer informe de gobierno, Del Mazo ha mandado señales al interior de su gabinete y a los grupos políticos de interés.

Vamos por partes. Las designaciones de Martha Hilda González Calderón y Darío Zacarías Capuchino buscan acallar los rumores que apuntalaban a ambos como opciones firmes para encabezar la dirigencia estatal priísta. Ambos, derrotados en la elección pasada, donde buscaban convertirse en diputados locales, fueron arrasados por Morena. Martha Hilda, cercana a César Camacho, fue premiada con la Secretaría del Trabajo: antes, en otros sexenios ya ocupó las Secretarías de Ecología y Turismo. Mientras, Darío Zacarías, ocupó la Sedagro al inicio del sexenio; y tras su fracaso electoral, retorna a su encomienda de origen.

Lamentable la condición que padecieron los Nachos del gabinete. Ignacio Rubí, llegó al gabinete delmacista el 1 de febrero pasado, echado de la Secretaría del Trabajo Federal que encabeza Roberto Campa. Rubí se acomodó en la Secretaría del Trabajo estatal, que ya había ocupado en el sexenio peñista. En tanto, Ignacio Beltrán asumió la Sedagro en la misma fecha, tras dejar su curul en la Legislatura Estatal. Los Nachos apenas cobraron catorce quincenas, y ya debieron abandonar el barco, como damnificados de las derrotas electorales de julio pasado. El tiempo de prueba parece muy reducido para presentar sus renuncias.

Aurora González Ledezma se desempeñaba hasta antier como alcaldesa de Aculco, cargo al que pidió licencia para ser designada como secretaria de Turismo. Aurora, antes, fue diputada suplente de Héctor Velasco Monroy en la LXI Legislatura Federal. Aurora asume la encomienda que ocupaba Lorena Marín, actualmente diputada local en la bancada priísta. Entre febrero y septiembre, en la Secretaría de Turismo se desempeñaba Christian Gasca  -hijo de Agustín Gasca, embajador de México en Suecia-, como encargado del despacho. Alejandra del Moral quedó fuera de esa cartera a la que se promocionaba.

Nadie pierda de vista a Ignacio Rubí. Hace siete años, cuando se despejaban dudas sobre la candidatura priísta a gobernador, Nacho fue nombrado como secretario de organización del PRI estatal. A la postre, Eruviel Ávila fue candidato, en menos de un mes decidió remover a Rubí y reemplazarlo por Carlos Iriarte en la operación movilizadora de su campaña. Entonces, se dijo que Rubí era cercano a la causa delmacista, y de ahí se habría decidido su renuncia. Ahora, Rubí duró un periodo corto en el gabinete, y desde ayer ya es un aspirante a la dirigencia estatal priísta; con la posible anuencia de Los Pinos y de Lerdo 300.

Una última señal ha mandado Del Mazo en sus ajustes. Ha roto con el paradigma de que los ajustes del gabinete vienen después del primer informe. Pero sobre todo, ha establecido que los ajustes se han dado en secretarías sin mucha injerencia en los problemas más lacerantes del estado: la seguridad, la gobernabilidad y la desigualdad social. En resumen, el mandatario no cederá a las presiones de la opinión pública, y mucho menos a los grupos de interés que prevalecen y proliferan en su partido. Al menos esa es la interpretación de ajustes, que nunca dejan contento a nadie, pero deben ser por conveniencia y no por complacencia.

0-0-0-0-0-0-

Mucho estupor causó la inasistencia de la representación del Poder Legislativo a la Ceremonia que encabezó el gobernador Alfredo Del Mazo Maza en Toluca para conmemorar un  aniversario más  de la Batalla de los Niños Héroes. La invitación se giró en tiempo y forma a la presidenta de la mesa directiva Azucena Cisneros, (Morena) quien se disculpó personalmente con el secretario General de Gobierno, Alejandro Ozuna, pues a la hora que estaba programa la ceremonia tenia agrandada una junta previa a la sesión plenaria de la LX Legislatura.

Lejos de ser un desaire al titular del Ejecutivo, la nueva mayoría de Morena establecerá nuevos modelos y formas de hacer las cosas. Tiene claro que el Poder Legislativo ya no será más subordinado al Ejecutivo ni tampoco será acompañante permanente de las actividades del gobernador en turno.

Antes, la Legislatura estaba supeditada a las actividades del Ejecutivo. Las sesiones se retrasaban o de plano las cambiaban de fecha para ajustarse a la agenda del gobernador y así los presidentes o presidentas de la mesa directiva del Congreso asistieran a los  actos del Ejecutivo como meros acompañantes. Ahora ya no será así, cada poder manejará su agenda de manera independiente y si hay oportunidad se podróa coincidir, aclaran los legisladores de Morena.

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

Comentarios

comentarios