Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

287

Toluca, Edomex; 12 de diciembre de 2019.- En la Legislatura Estatal se avecina el primer gran encono político frente a la pretensión de Morena para elegir como titular del Órgano Superior de Fiscalización a Miroslava Carrillo. Ningún tema había causado tanta división al interior del Congreso local en los últimos 18 meses, entre los distintos grupos parlamentarios. Todo apunta a que la fracción morenista no alcanzará los votos suficientes para imponer a su delfín, y eso generará otro tipo de resistencias en la discusión de temas como el endeudamiento del paquete fiscal y la desaprobación de las Cuentas Públicas de 12 municipios.

Morena tiene mayoría legislativa y por tanto una oportunidad histórica de imponer alguien de su confianza en el máximo órgano de fiscalización. Nada asegura que Morena pueda repetir las condiciones políticas en la LXI Legislatura local que fungirá a partir de agosto de 2021. De ahí que, en el corto plazo se impulse la mayor transformación en materia jurídica, estructural e institucional para el Estado de México.

El próximo titular del Órgano Superior de Fiscalización será responsable de auditar a los más de 50 alcaldes morenistas, cuya gestión en muchos casos han resultado un desastre financiero. La misma parcialidad que se cuestionaba de Fernando Baz podría replicarse en la evaluación contable de los actuales presidentes municipales, que se han dedicado a dilapidar recursos públicos en la entrega de dádivas sociales. Quizá ahí se encuentra la insistencia de Morena para imponer a Miroslava, y la resistencia de la oposición para aceptarla.

Mientras la discusión se concentra en el reparto del poder público, a la sociedad en general esos temas le pasan inadvertidos. Su preocupación se concentra en sus problemas cotidianos: la inseguridad, el desempleo, la carencia de servicios públicos, de los cuales, la clase gobernante habla muy poco, o prefiere por el silencio.

————–

La violencia de género no cesa en el Estado de México. De poco sirven las alertas de género. Los feminicidios han azotado la opinión pública durante las últimas semanas en el Valle de Toluca. El tejido social se ha resquebrajado. El hartazgo social ha salido a las calles, ha invadido el espacio público y hasta los recintos universitarios. La revictimización de las víctimas prolifera en grandes escenarios de la prensa. Es momento de repensar el rol de cada sector de la sociedad.

No basta con plataformas digitales, ni vestirse de naranja cada mes. Algo está fallando en los gobiernos, en las instituciones y en la sociedad. El fin de año está siendo demasiado aciago frente a una violencia cada vez más cruenta. El inicio de año debería servir como un parteaguas para cambiar de estrategia desde todos los frentes. Ojalá que suceda.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios