Inicio Destacados OFF THE RECORD 12-08-2020

OFF THE RECORD 12-08-2020

796

Toluca, Edomex; 12 de agosto de 2020.- El caso Lozoya puede derivar en un hecho inédito: citar a declarar al expresidente Enrique Peña Nieto para atender las acusaciones en su contra sobre el caso Odebrecht. El exdirector de Pemex apuesta por su protección personal, y ha pasado de denunciado a denunciante. Hasta el momento, el atlacomulquense no es investigado, pero la posibilidad de sentarse en el banquillo de los acusados crece, en la medida que la investigación avanza y los tiempos electorales se acerquen.

Luis Videgaray fue coordinador de campaña de Eruviel Ávila en 2011, y de Enrique Peña en 2012. Desde ahí, puso y dispuso de un amplio margen de maniobra política. El problema ahora reside en que está acusado de cometer delitos desde esa posición de privilegio. Su poder fue tan absoluto durante el sexenio peñista, que le alcanzó para imponer a su amigo universitario, José Antonio Meade como candidato presidencial, con todo y que carecía de militancia priísta.

Lozoya tiene una lista amplia para construir el expediente de complicidades que llevaron a la aprobación de las reformas estructurales, esas que fueron ideadas y ejecutadas por Videgaray y su círculo más cercano.

Los mexiquenses más cercanos al expresidente Peña Nieto podrían surgir como los cuatro testigos aludidos por Lozoya para ser llamados a declarar. El Pacto por México es apenas la punta del Iceberg de un maxiproceso, que pudiera tener consecuencias hasta ahora nunca vistos para el régimen político mexicano.

——————

La efervescencia política en Toluca ha subido de nivel. Las cartas fuertes de Morena ejercen el poder público a plenitud, y ya sueñan con hacer campaña el año próximo. Los aspirantes del PAN reprochan al gobierno actual sobre sus desaciertos y buscan arrebatar la alcaldía. Los priístas se sientan en una mesa para levantar la mano y esperar al candidato de unidad. Hay algunos otros, que surgen como espontáneos para apostarle a su ascendencia política y social.

Ernesto Monroy lo volverá a intentar. A pesar de ser un político disciplinado, en los últimos años le ha perseguido la mala suerte. Hace 17 años perdió una elección frente al panista Armando Enríquez. Con ese estigma, el priísmo le ha cerrado la puerta reiteradamente. En el sexenio peñista, se incorporó a la Secretaría de Salud Federal, apoyó el proyecto presidencial de José Narro, que vio anulada su aspiración ante la imposición tecnocrática de José Antonio Meade.

En una nueva aventura electoral, Ernesto apostará a una gran alianza opositora donde se integraría el Partido Verde, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y hasta Nueva Alianza, todos por la alcaldía de la capital mexiquense. Ya ha dialogado con los dirigentes políticos para lograr la coalición en el municipio. Y según sus más cercanos, ya hasta cuenta con su logo de campaña. Su aspiración se mantiene vigente para despachar desde el Palacio de Toluca.

El “Güero” Monroy ya contaría con el beneplácito del exgobernador Arturo Montiel, y hasta del secretario general de gobierno, Alejandro Ozuna, como plan B del priísmo ante la maquinaria morenista.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios