Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

270

Toluca, Edomex; 12 de febrero de 2020.- Guillermo Calderón León, es un priísta originario de Nezahualcóyotl. Durante la gubernatura peñista fue favorecido por los beneficios electorales para convertirse en diputado local entre 2009 y 2012. En el periodo presidencial de Enrique Peña, el muchacho Calderón fue reclutado por la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles. Pese a la derrota priísta, Guillermo se logró colocar dentro del gobierno de López Obrador. El año pasado fue nombrado director de la Aduana en Progreso, Yucatán.

En paralelo a su carrera política, Calderón desarrolló una prolífica trayectoria empresarial. En los últimos años dirigió y promovió una empresa de aviación privada, dedicada al arrendamiento de dos aviones tipo Hawker 800 con oficinas en el aeropuerto de Toluca. Las aeronaves fueron compradas por el exdiputado local priísta en un plazo de apenas seis meses por un monto superior a los 575 mil dólares, es decir, cerca de 11 millones de pesos. Se olvidó del PRI y se acomodó en el gobierno lopezobradorista como muchos otros.

El fin de semana pasado, Guillermo Calderón desapareció de la escena pública. Sin haber presentado su renuncia formal al cargo como director de la Aduana de Progreso, el expriísta de Nezahualcóyotl ya no se ha presentado a laborar. La razón: actualmente enfrenta una indagatoria desarrollada por la Unidad de Investigación Financiera por presunto enriquecimiento ilícito, contrabando de sustancias prohibidas, especies marinas protegidas y maderas preciosas.

————————

Desde hace apenas quince días, el exalcalde de Metepec, David López Cárdenas ha reactivado su actividad en las redes sociales. Lo mismo se ha dado tiempo de publicar fotografías con José Narro Robles que fotografías acompañado de su familia. Poco se ha sabido de López desde su conclusión como presidente municipal. A pesar de que muchos daban por hecho su inclusión al gabinete delmacista hace más de un año, esa condición simplemente no ha ocurrido.

Los grupos políticos priístas de Metepec se enfrentan con encono. Mientras Ana Lilia Herrera y Laura Barrera parecen aliadas con rumbo a los comicios del año próximo; los Nemer y los Monroy se encuentran exiliados, uno en San Lázaro, y la otra en Oaxaca; los López comienzan a dar señales de vida; mientras los Camacho aparecen un día como académicos, otro día en Desarrollo Social, mañana en el IAPEM, y con sus más cercanos al interior del PRI mexiquense.

——————–

A propósito del PRI estatal, en las próximas semanas se realizarán ajustes en las estructuras electorales de los delegados municipales. El propósito es sacudirse los últimos resabios de los últimos dos dirigentes estatales: Ernesto Nemer y Carlos Iriarte. La estrategia está encaminada a contar con operadores políticos que respondan al gobernador Del Mazo y a la presidenta tricolor, Alejandra del Moral. El riesgo es que, quienes sean removidos emigren a otros partidos, incluidos los nuevos que obtendrán su registro este mismo año.

Aunque en el discurso priísta, se ponga por delante que buscarán ganar en los 125 ayuntamientos, el diagnóstico es muy claro, y la operación electoral se concentrará en apenas 50 municipios, aquellos con posibilidades reales de triunfo. El resto, sólo se mandarán candidatos por participar en la contienda.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios