Inicio Destacados OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

407

Toluca, Edomex; 11 de diciembre de 2019.- Con la detención de Genaro García Luna, acusado como probable responsable de conspiración en el tráfico de estupefacientes, hay un hilo conductor inexorable que desemboca en el Estado de México. Ayer, tan pronto como se dio a conocer el encarcelamiento del exfuncionario federal se encendieron las alarmas en la oficina de Maribel Cervantes Guerrero, quien tiene una trayectoria de tres sexenios vinculada al hombre fuerte del calderonismo.

Cervantes arrancó su carrera policial en el sexenio de Zedillo, como jefa de departamento del Cisen, donde García Luna fungía como investigador. Entre 2001 y 2003, fue coordinadora de asesores del titular de la AFI, bajo la responsabilidad de Genaro García. En el sexenio calderonista, Cervantes Guerrero ocupó tres distintos cargos dentro de la SSP de García Luna, donde fue responsable de coordinar las tareas de inteligencia relacionadas con la delincuencia organizada, hasta ser comisionada general de la Policía Federal.

A pesar de los esfuerzos de Maribel Cervantes por limpiar la Policía Estatal y emprender estrategias de inteligencia, en áreas sustantivas de la Secretaría de Seguridad prevalecen personajes del anterior sexenio como parte del pago de facturas políticas, con un perfil profesional y académico ajeno al combate a la delincuencia. Ahí, es donde Maribel ha encontrado los mayores obstáculos de su andar. Ahora la estela de García Luna podría perseguirla sin remedio.

————

Luis Miranda Barrera afianza sus vínculos con el Partido Verde. Amarrado con Pepe Coutolenc, con quien pactó su afiliación al instituto ecologista, ayer reiteró su militancia junto al senador Manuel Velasco, el personaje más visible en la pirámide política del PVEM. El exgobernador de Chiapas forjó una alianza política con el padre de Luisito, cuando su progenitor era secretario de Desarrollo Social, y era responsable electoral del sureste mexicano. Esas componendas del poder rinden frutos en el futuro político, electoral y financiero de todos.

Lo cierto es que, Miranda Barrera tiene sus mayores méritos personales y políticos en la ascendencia genética. Ser hijo del exsecretario general de gobierno le ha permitido en el corto plazo ser asesor del senador Eruviel Ávila, y ser una de las promesas de mayor proyección para el Partido Verde en el estado. Nadie dudaría que en los próximos dos años, tendrá la trayectoria profesional suficiente para aparecer en las boletas electorales.

——————–

La relación de frenos y contrapesos entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo se ha tensado en las últimas semanas. Al final, ambos poderes deberán ponerse de acuerdo para tener un punto de encuentro y sacar adelante la Cuenta Pública 2018, el Presupuesto de Egresos 2020, y de paso, encaminar la designación del próximo titular del Órgano Superior de Fiscalización. El gatopardismo entre la clase gobernante está encaminado a cambiarlo todo, para que todo siga igual.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios