Inicio Destacados OFF THE RECORD 09-07-2021

OFF THE RECORD 09-07-2021

137

Toluca, Edomex; 9 de julio de 2021.- Hay una estrategia singular desde el Poder Ejecutivo con propósitos electorales de mediano plazo. Desde las distintas secretarías y organismos dependientes del sector central, se concentrarán esfuerzos para favorecer la gestión política de los próximos ayuntamientos; así como de diputados federales y locales priístas, que permitan hacer más eficiente y cercanos los programas, acciones y obras del estado en los municipios.

En las últimas tres semanas, alcaldes y diputados locales electos, han tocado las oficinas de secretarios, subsecretarios, coordinadores de distintas dependencias estatales. En algunos casos, los futuros presidentes municipales han podido conocer los proyectos de infraestructura que se desarrollarán en sus localidades; o bien planteado sus propias ideas de gobierno. Mientras legisladores han solicitado apoyos en materia de educación, salud y obra pública para atender las necesidades de sus distritos y cumplir algunas promesas de campaña.

La encomienda será hacer diferencia entre los gobiernos municipales priístas y los de oposición, y en esa premisa trabajarán los próximos alcaldes, los gabinetes regionales y las estructuras sociales de la Sedesem. El objetivo es mejorar la percepción del gobernador en los municipios afines a su partido.

La recuperación electoral en 51 municipios, tras los comicios del 6 de junio, se deberán traducir en una punta de lanza hacia la renovación de la gubernatura en 2023. Con gobiernos municipales robustos, se podrían tener condiciones favorables para retener el Estado de México a favor del PRI.

Hay un dato revelador en el espectro electoral. Las encuestas muy anticipadas del año entrante, advierten una eventual derrota para el priísmo en las gubernaturas de Oaxaca e Hidalgo. Con esa postal, Alejandro Murat y Omar Fayad, quedarían en un fracaso rotundo en su operación electoral inmediata. Mientras el registro de Alejandro Moreno pasaría a la historia como el dirigente priísta más derrotado.

De resultar cierto el pronóstico, hacia 2023, el PRI llegaría con únicamente dos estados en su poder: Estado de México y Coahuila, como los reductos del otrora partido hegemónico y oficial; como únicas vías de prevalencia en lo político, en lo financiero y en lo social.

Por esa razón, el Estado de México ahora se convierte en el núcleo de la sobrevivencia para el PRI de los próximos años. Y en caso de que Alfredo Del Mazo lo consiga, su ascendencia política será mayúscula entre el puñado de gobernadores priístas que mantienen el poder político.

La clave del 2023, transcurre desde ahora en la acción política y la operación electoral de los presidentes municipales que entrarán en funciones el próximo mes de enero. Y el mensaje es claro y contundente: tendrán el respaldo del gobierno estatal, con todas sus áreas trabajando en un frente común.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios