Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

362
Compartir

Toluca, Edomex. 09 de mayo de 2019.- La reforma educativa regresó a la Cámara de Diputados Federal. Jorge Corona Méndez se estrenó como diputado federal. En la bancada del Partido Verde, que apoyó en su mayoría la reforma educativa, Corona votó en contra de la nueva modificación legal, que desecha la ley de educación de 2013 impulsada por su exjefe, Enrique Peña Nieto. El exsecretario auxiliar de Peña Nieto mostró su lealtad personal y posiblemente su escisión de la fracción ecologista en el pleno legislativo. Por cierto, el mexiquense quedó acreditado como diputado por Chiapas.

En contraste, el también peñista, Jesús Alcántara Núñez dio su voto a favor de la reforma educativa morenista. Originario de Acambay, Alcántara ha sufragado en bloque, incluso en contra de los votos priístas. Ahí está su registro hace algunos meses cuando avaló que la consulta de revocación de mandato se lleve a cabo en coincidencia con las elecciones intermedias de 2021. El extitular de Corett tiene otras prioridades en su toma de decisiones.

En medio de la discusión legislativa, el gran ausente de la bancada priísta fue Luis Miranda Nava, que ha sido señalado como uno de los diputados más faltistas en la actual Legislatura Federal. Ayer, en el periodo extraordinario que tuvo como único propósito la discusión de la reforma educativa, Miranda Nava tampoco se presentó en el pleno de San Lázaro. El exsecretario de Desarrollo Social ha faltado en seis de cada diez sesiones legislativas.

La envalentonada Laura Barrera, que se viralizó en redes sociales hace algunas semanas por su intervención sobre la disminución del turismo y los niños con cáncer ahora tuvo falta. Quizá la reforma educativa no es tan urgente o prioritaria para su agenda personal o legislativa.

Ahora bien, la bancada priísta votó en bloque a favor de la reforma educativa: ahí se registraron los sufragios de Ricardo Aguilar, Ernesto Nemer, Ana Lilia Herrera, Marcela Velasco González, Cruz Roa Sánchez y Eduardo Zarzoza.

Este jueves, la reforma educativa se turnará al Senado de la República. Si el compromiso del gobernador Alfredo Del Mazo es sacar adelante las modificaciones legales, se da como un hecho el voto favorable de Eruviel Ávila en la Cámara Alta.

Al tratarse de una reforma constitucional, en la legislatura local podrían incluso llamar a un periodo extraordinario para sacar adelante las modificaciones legales impulsadas por Morena y López Obrador.

Entre las principales modificaciones con relación a la iniciativa de López Obrador, se establece que será el Estado quien tengan la rectoría del control educativo. Esa premisa, asumen los legisladores, evitará la venta de plazas por parte del magisterio.

La reforma educativa que ahora pasará al Senado de la República, también se garantizan recursos presupuestales para la obligatoriedad de la educación superior. Aunque se elimina el Instituto Nacional de Evaluación Educativa, se establece que los maestros sí estarán sujetos a pruebas sin un carácter punitivo.

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

Comentarios

comentarios