Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

298
Compartir

Toluca, Edomex. 08 de agosto de 2018.- Mucha sorpresa causó la aparición de Juan Millán Márquez y Rodolfo Jardón Zarza, en un cónclave convocado por la dirigencia nacional del PRI -encabezada por Claudia Ruiz Massieu Salinas-, al que asistieron todos los diputados locales electos del priísmo en los estados. Ahí también se dieron cita Lorena Marín, Iveth Bernal Casique, Lilia Urbina Salazar, Brenda Aguilar, Abraham Saroné y Juan Maccise Naime, que conforman la  bancada priísta de la próxima legislatura estatal. Los grandes ausentes fueron: Telésforo García e Israel Plácido Espinosa Ortiz.

La presencia de Juan Millán y Rodolfo Jardón apunta a que ambos asumirían sus cargos como diputados locales, por la vía plurinominal, aun cuando en la víspera de la elección el priísmo nombró como sus suplentes a Darío Zacarías Capuchino y Miguel Sámano Peralta, quienes se anticipaba los reemplazarían en la integración del grupo parlamentario priísta. Márquez y Jardón posaron en la foto con Claudia Ruiz Massieu, acompañados del resto de los legisladores locales. Son la bancada priísta más reducida en la historia política del sistema de partidos en el estado. La incógnita se podrá resolver hacia el mes de septiembre, cuando entre en funciones el próximo Congreso local.

De los diez diputados que integran la bancada priísta, la única ganadora en las urnas fue Mercedes Colín Guadarrama del distrito 10 de Valle de Bravo. Además, fue la única que logró la reelección de los legisladores locales del partido en el poder. El resto logró su ingreso a la legislatura por la vía de la representación proporcional. Tras la encerrona con la dirigencia nacional priísta, Meche Colín fue nombrada como vicepresidenta de la Conferencia Nacional de Diputados Locales del PRI (CONALPRI) de la Quinta Circunscripción, que integra a los estados de México, Colima, Michoacán e Hidalgo.

————————–

A más tardar el próximo viernes, el Tribunal Electoral del Estado de México resolverá una serie de impugnaciones sobre la asignación de diputados de representación proporcional que integrarán la próxima legislatura local que inicia funciones el 5 de septiembre. Entre los expedientes que analiza el órgano jurisdiccional, existe la amplia posibilidad de que Morena pierda diez legisladores de representación proporcional. Actualmente su bancada es de 31 legisladores, pero podría reducirse a 21 diputados. Las impugnaciones presentadas por sus opositores argumentan que Morena se encuentra sobrerrepresentado por haber postulado militantes de Morena con sus aliados del PES y PT, y a eso se suma, los distritos electorales ganados en los comicios y la asignación de 10 legisladores plurinominales.

Entre Morena, PT y PES, la alianza alcanzaría 52 de 75 legisladores locales, es decir, el 70 por ciento del Congreso local, cuando en las urnas obtuvieron el 42 por ciento de los votos. Ese es el principal argumento del PAN, PRD y MC que  se inconformaron por la asignación de diputados de rp hecha por el Instituto Electoral. Morena sostiene que la asignación de diputados se debe dar por partido y no por coalición, por lo que no debieran prosperar las impugnaciones, además de que argumentan de que existe una jurisprudencia donde se permite que entre partidos coligados puedan postular candidatos de esos partidos en sus listas de origen.

En caso de proceder las impugnaciones, el Tribunal Electoral del Estado de México deberá reasignar las 10 curules plurinominales alcanzadas por Morena y la distribución se haría conforme a la votación de la pasada elección. La proyección de los partidos inconformes es que el PRI logre otros cuatro legisladores para llegar a 14; el PAN alcanzaría otros tres diputados para sumar 10; el PRD obtendría dos curules para contabilizar una bancada de 5; y el Partido Verde, uno más para llegar a 3. Los magistrados electorales estatales podrían caer en la tentación de su perniciosa cercanía al PRI, y tratar de aminorar la abrumadora mayoría de Morena y sus aliados en le Legislatura.

Lo cierto es que tanto PES como PT sí están sobrerrepresentados pero sus diputados son de mayoría y no existe riesgo de perder un solo espacio de poder. Frente a esa realidad, PAN y PRI sostienen que Morena cometió un fraude a la Ley por postular a sus militantes como candidatos de sus aliados electorales. Por su parte, Morena asume el riesgo de que el órgano jurisdiccional local le quite sus diez diputados plurinominales. Sin embargo, ya alista un recurso ante los tribunales electorales federales, pues confía en que una jurisprudencia del caso en otros estados le podría restituir los legisladores que posiblemente pierda en la mesa.

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

 

 

Comentarios

comentarios