Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

571
Compartir

Toluca, Edomex; 7 de julio de 2019.- La alianza está forjada. Tras la imposición de Christian Quintana en la Red de Jóvenes, hay una alianza que pretende incidir en la renovación de la dirigencia estatal priísta. El acuerdo cupular involucra al exgobernador César Camacho, como eje articulador entre Alejandra del Moral, Mariano Camacho -quien obligó a Alline Pérez a declinar- y la diputada federal, Ana Lilia Herrera, que busca aparecer en la boleta en 2023. El control político y asistencialista de esa triada permitió una victoria altamente cuestionada.

Del Moral no puede darse por satisfecha. La legitimidad de su muchacho Quintana llega muy mermada frente a una consulta desaseada. Por si fuera poco, al menos 30 municipios jugaron en su contra: perdió en las urnas. De ese tamaño es el vacío que podría tener en su intento por reelegirse. Hay dos municipios muestra: Nezahualcóyotl, donde Brenda Aguilar mostró el músculo; y Toluca, en donde Mariela Mora -y otros responsables del proceso interno-, no pudieron demostrar su ascendencia en su lugar de origen.

Hubo grupos y actores que simplemente no se alinearon. Javier Barrios, y el respaldo de la Sedagro de Darío Zacarías, decidieron abandonar la contienda. En menor medida, una parte de su equipo, se sumó a la candidatura de Monse Ortiz. Brenda Aguilar y Mercedes Colín apoyaron hasta el final a sus muchachos. Sin dádivas, promovieron el voto de castigo para convencer a los jóvenes. La diferencia entre el primer y segundo lugar fue brutal: la “cargada” se impuso.

Lo bueno: la consulta abierta de los jóvenes priístas debería ser un laboratorio de lo que se puede hacer y lo que se debe evitar para el futuro. Lo malo: el priísmo mexiquense demostró las prácticas más antidemocráticas que ponen de manifiesto su resistencia a renovarse. Lo peor: la incapacidad a la autocrítica para superar los errores del pasado y mostrar voluntad para una elección libre en las consultas abiertas que vienen por delante.

Ante la fractura que provocó la elección juvenil, la disrupción podría ser mayúscula ahora que venga la renovación de comités seccionales y municipales. La convocatoria será emitida el próximo 20 de julio. Por esa razón, desde ahora los delegados priístas, han recibido la instrucción, de buscar acuerdos entre los cacicazgos para incidir en candidatos de unidad. En múltiples casos, los actores políticos tienen diferencias irreconciliables. Entonces, la incógnita es hacia dónde se decantará la línea de la dirigencia priísta, que parece controlarlo todo.

Los actores políticos que ganan, son aquellos que ni siquiera se involucraron en esta contienda, porque no se mancharon las manos. En particular, aquellos liderazgos que tienen un interés por suceder a Alejandra en la presidencia estatal del PRI, y cuya consulta está marcada para finales del presente año.

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

Comentarios

comentarios