Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

743
Compartir

Toluca, Edomex. 07 de junio de 2018.- El priísmo no tiene tendencias muy positivas en los municipios más poblados del Estado de México. En el Valle de México, tan sólo aparece con una ligera ventaja en Tlalnepantla -otrora bastión electoral panista-, seguido muy de cerca por la vorágine de Morena. El PRI también alcanza preferencias favorables en la hegemonía antorchista de Chimalhuacán e Ixtapaluca; además de Valle de Chalco, El resto manifiesta un escenario preocupante, desolador y complicado.

El grupo eruvielista, que salió derrotado en la elección del año pasado, mantiene un desafío desfavorable. Ecatepec, tierra natal de Eruviel Ávila, sucumbirá en un irreversible tercer lugar. Isidro Moreno no levanta en las encuestas ni con el respaldo absoluto del eruvielato. La diputa se concentra entre Fernando Vilchis de Morena, y el perredista Octavio Martínez del Frente. Una eventual victoria de Martínez mantendría privilegios a favor de Eruviel, con quien mantiene una amistad personal y una alianza política desde hace años. Ávila, aun perdiendo, gana, y será senador plurinominal.

En Tecámac, el cacicazgo de Aarón Urbina se encuentra colapsado, y amenazado con el crecimiento sostenido de Morena en el municipio desde el año pasado. En la elección delmacista ahí ganó Delfina Gómez. La misma situación ocurre en Coacalco: la contienda electoral será entre Darwin Renan de Morena, y Agustín Barrera del Frente. Al candidato priísta le pesa el desgaste de poder de sus antecesores, David Sánchez Isidoro y Erwin Castelán, involucrados en actos de corrupción y abuso de poder. Y el PRI perderá otro de sus bastiones.

La situación se vuelve caótica en el corredor azul. El PAN está de regreso en donde marcó una hegemonía política en la primera década de este siglo. En esta región, el efecto Fox cimbró al montielismo en Naucalpan, Cuautitlán Izcalli,Huixquilucan y Atizapán de Zaragoza. A la distancia, el panismo pudiera recuperar su dominio electoral, pero se disputa los triunfos con Morena y una preferencia electoral creciente. En todos los casos, los priístas sin importar la trayectoria de sus candidatos o los esfuerzos electorales, está situado en un lejano tercer lugar.

——————

No todos los priístas parecen estar preocupados con la debacle electoral. Hay exdiputados locales, exalcaldes y exdirigentes del priísmo que han decidido apoyar a candidatos opositores, siempre y cuando estén a salvo sus intereses de grupo, empresariales y políticos. De ahí, que nadie descarta que hasta el Partido Verde y Nueva Alianza pueda anotarse algunos triunfos, particularmente en municipios del Valle de Toluca y del sur del estado. Ahí se distinguen algunos personajes vinculados al eruvielismo y su resistencia hacia el delmacismo.

Los exgobernadores también juegan sus propios intereses, y no sólo se trata de Eruviel. Ahí está la presencia de Ignacio Pichardo, cuyo hijo coordina la alicaída campaña de José Antonio Meade en la entidad. Lo mismo pasa con Arturo Montiel, que ha logrado colocar a algunos alfiles en campaña, aunque la mayoría de sus operadores han sido desplazados. Y César Camacho que va camino al matadero de su candidatura senatorial que simplemente no levanta ni con royal.

 

 

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

 

Comentarios

comentarios