Toluca, Edomex. 4 de abril de 2016.- Con el proceso electoral en marcha, donde se disputarán nueve gubernaturas en junio próximo, avanza también la definición del candidato del PRI a gobernador en el Estado de México. Se deberán analizar los perfiles de mayor éxito, y de rotundo fracaso, que pongan en riesgo de perder. En las elecciones de junio, también se pone a prueba parte de la Fuerza Mexiquense que ya opera en las campañas de estados que le resultan prioritarios. La oposición también tiene oportunidad de medir sus posibilidades.

Los aspirantes priístas al Estado de México, tienen en las campañas electorales en marcha, una oportunidad más de promoción personal. Carolina Monroy, aprovechan su postura como secretaría general del PRI, acompañó el arranque de campaña de Mauricio Góngora en Quintana Roo. En lo político, parece más efectivo el activismo de Carolina que las frases motivacionales que manifiesta Alfredo del Mazo Maza en redes sociales. Los demás contendientes también impulsarán sus propios recorridos en tierra.

miguelyunes_veracruz_planamayor4El Grupo Atlacomulco cuenta con dos candidatos en estados gobernados por la oposición. Ahí se pondrá a prueba su eficacia electoral para hacer ganar a delfines identificados con Los Pinos. Alejandro Murat, quien compite por la gubernatura de Oaxaca, y con una trayectoria política apegada al Estado de México. Lo mismo que Quirino Ordaz, quien se convirtió en candidato a gobernador de Sinaloa por el arropo de David López Gutiérrez.

La oposición por su parte, tendrá en la competencia electoral de Veracruz y Quintana Roo, la posibilidad de medir su capacidad de éxito. En ambos casos, se anticipa una cerrada competencia electoral, siendo factor la consolidación de alianzas opositoras entre el PAN y el PRD, para lo cual conjugaron como candidatos a expriístas. El ingrediente de las coaliciones entre derecha e izquierda ha comenzado a rondar en la amenaza electoral mexiquense.

—————————–

En sesión del Consejo Universitario, la Universidad Autónoma del Estado de México confirmó el viernes pasado a Marco Cienfuegos como director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. La semana pasada, se desarrolló el cuarto informe de labores de la interina Janeth Valero, quien llegó a la dirección por suplencia, al igual que su tutor Luis Alfonso Guadarrama, y no precisamente por la simpatía o la elección de la comunidad universitaria. Valero reemplazó hace casi tres años a Ivett Tinoco.

En ese evento protocolario, no fue casual la presencia del exrector José Martínez Vilchis, quien ya alista el ungimiento de su delfín político, Marco Cienfuegos, como parte del empoderamiento de esta Facultad, para buscar su regreso a la rectoría de la UAEM. El proceso sucesorio universitario podría concentrarse entre las Facultades de Derecho y Ciencias Políticas, siempre de las más influyentes y decisorias.

Comentarios a [email protected]

Comentarios

comentarios