Inicio Noticias Grupo Higa trató de esconder 100 mdd en paraísos fiscales tras Casa...

Grupo Higa trató de esconder 100 mdd en paraísos fiscales tras Casa Blanca

1869
Juan Armando Hinojosa. Negocios turbios. Foto Agencia MVT.

Redacción

Toluca, Edomex. 4 de abril de 2016.- Juan Armando Hinojosa, contratista preferido de Enrique Peña Nieto y constructor de la Casa Blanca, pretendió ocultar alrededor de 100 millones de dólares de sus diversas empresas radicadas en México, para lo cual usó como prestanombres a su madre, Dora Patricia Cantú Moreno, y a su suegra, María Teresa Cubria Cavazos.

Los recursos financieros que fueron ocultados, circularon alrededor de siete países, algunos de ellos identificados como paraísos fiscales, hasta llegar a Nueva Zelanda.

Una nueva investigación periodística denominada The Panama Papers, que deriva de un archivo de 11.5 millones de registros ha cimbrado al mundo periodística, a partir de una revelación sin precedente sobre la industria global de firmas legales y grandes bancos impulsan de manera importante la creación de compañías difíciles de rastrear, usadas para ocultar clientes.

A través de una investigación periodística que involucró a 370 periodistas de 78 países, se realizaron algunos hallazgos clave de una investigación de un año por parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, involucró a más de cien medios de comunicación.

Juan Armando Hinojosa. Empresario beneficiario.
Juan Armando Hinojosa. El constructor consentido. Foto Especial.

En México, a través de Aristegui Noticias y la Revista Proceso, se ha comenzado a revelar una serie de acciones en donde se involucran personajes como Ricardo Salinas Pliego –propietario de Televisión Azteca-, y Alfonso de Angoitia -alto directivo de Televisa- por ocultar grandes capitales en el extranjero.

Con base en la información interna del proveedor de servicios financieros con base en Panamá, Mossack Fonseca, Hinojosa Cantú buscó resguardar su dinero meses después de la revelación de la Casa Blanca de Peña Nieto, bajo la acusación de un presunto conflicto de interés entre Grupo Higa y el presidente de México, lo que puso en riesgo una amplia cartera de negocios del consorcio.

Juan Armando Hinojosa pidió la asesoría por parte del despacho D´Orleans Bourbon & Associates, que resultó el intermediario con Mossack Fonseca, especializado en crear empresas fachada en paraísos fiscales o en países con leyes laxas para inversiones extranjeras.

Apenas cuatro meses después de difundido el escándalo de la Casa Blanca, el 15 marzo del 2015, Hinojosa Cantú donó a su madre, Dora Patricia Cantú Moreno, cinco empresas ubicadas en la Isla Nieves y en las Islas Vírgenes Británicas, cuya operación se realizó desde la Ciudad de México y fue legalizado como un “donativo” que incluyó cuentas bancarias en Estados Unidos en sucursales del Credit Suisse, del JP Morgan y del USB Hamburg.

De acuerdo al sitio Aristegui Noticias, en un segundo movimiento Hinojosa Cantú buscó un lugar más seguro, para lo que abrió tres fideicomisos en Nueva Zelanda; dos a cargo de la consultora D’Orlenas, y uno más tramitado directamente por Mossack Fonseca.

Los dos primeros a nombre de su madre, Dora Patricia Cantú Moreno bajo los nombres de The Huanca Trust y The Khuno Trust; mientras que el tercero quedó como propietaria su suegra, María Teresa Cubria Cavazos, bajo el nombre de The Huiracocha Trust.

Enrique Peña. De vuelta en Atlacomulco.En esta serie de operaciones, la madre y suegra de Juan Armando Hinojosa que rebasan los 80 años de edad, fungen como prestanombres de los fideicomisos, cuyo principal beneficiario es el propio Hinojosa, luego su esposa María Teresa García y al final sus hijas María Teresa y María Fernanda.

Los movimientos antes descritos, posibilitaron construir un puente seguro para trasladar el dinero desde las cuentas en Estados Unidos hasta Nueva Zelanda.

En junio de 2015, Mossack Fonseca pidió investigar en bases de datos si Hinojosa y su esposa eran personas políticamente expuestas, lo que se conoce en el ambiente financiero como PEP (por sus siglas en inglés).

De forma engañosa, el despacho D´Orleans colaboró con una carta en la cual describieron al dueño de Grupo Higa como un empresario de “alto perfil”, sin embargo omitieron su cercana relación con el presidente Enrique Peña, y el escándalo sobre presunto conflicto de interés que envolvió al Grupo Higa con el mandatario mexicano y algunos integrantes de su gabinete.

La investigación periodística establece que de haberse catalogado a Hinojosa Cantú como persona políticamente expuesta, la transferencia del dinero Estados Unidos-Nueva Zelanda cuando menos se hubiera retrasado, ante la necesidad de investigar a fondo el origen del dinero.

Para la legislación de Nueva Zelanda, una PEP se refiere a un jefe de Estado, Presidente o funcionario de alto nivel de cualquier país, aunque también se involucra a los familiares y los empresarios que se benefician de hacer negocios con estos personajes.

Todavía el 13 de julio del 2015, el despacho D´Orleans solicitó a Mossack Fonseca apresurar la transferencia y concretar los trámites para los fideicomisos toda vez que “ya se encontraban bajo mucha presión”.

La Casa Blanca.  Foto Especial.
La Casa Blanca. Foto Especial.

Como respuesta, la consultora que trabajó a favor de Juan Armando Hinojosa aseguró “tener todo listo entre hoy y mañana”. En su oportunidad, valoran a Hinojosa como una oportunidad única para hacerse no sólo de un cliente con alto perfil, sino también como parte de una estrategia de negocios ya que los pondría en contacto con “muchos UHNWI” en México.

La clave UHNWI (Ultra High Net Worth Individual), se utiliza para referirse a una persona con activos de inversión de por lo menos 30 millones de dólares, en cuya categoría están los empresarios más ricos del mundo.

Dos días después, la oficina de Mossack Fonseca en Holanda usó uno de sus instrumentos para encubrir a sus clientes, un fideicomiso llamado Orion Trust, para crear a su vez dos compañías fachada: Khuno Investments –registrada en Londres- y Stichting Khuno Management –asentada en Ámsterdam-. Con base en los archivos revelados por Aristegui Noticias y la revista Proceso, estas dos últimas firmas en Londres y Ámsterdam aparecerían como las administradoras de los fideicomisos en Nueva Zelanda en donde la identidad de los verdaderos dueños sería confidencial.

No obstante, la exoneración a favor de Peña Nieto por el presunto conflicto de interés con el Grupo Higa por la compra de la Casa Blanca, desató una nueva sospecha en las operaciones financieras internacionales. El 30 de septiembre de 2015, Mossack Fonseca informó a D´Orleans sobre el hallazgo de información adversa relacionada con Hinojosa, particularmente respecto a vínculos con el presidente de México.

Casa Malinalco. Luis Videgaray. Foto Especial.
Casa Malinalco. Luis Videgaray. Foto Especial.

D´Orleans salió en defensa de Hinojosa Cantú bajo el argumento de que esa información adversa apareció sólo en periódicos, muchos de ellos propiedad de rivales en negocios “como el caso del New York Times de Carlos Slim”.

Dentro de las transacciones financieras, cuyo dinero provendría de cuentas en Estados Unidos, las aparentes dueñas de los fideicomisos, Dora Patricia Cantú y María Teresa Cubria Cavazos, debieron firmar una declaración de conformidad de impuestos para extranjeros. En esa misma documentación, se establece la obligación de informar y pagar impuestos en su país de residencia, en donde se incluyen sus beneficiarios, en el que se integra Juan Armando Hinojosa.

La nueva incógnita que abre la revelación periodística acerca de la intención de Hinojosa Cantú por ocultar 100 millones de dólares, es que en los archivos y documentos usados para esta investigación, no consta si el dueño de grupo Higa reportó este dinero y las transferencias ante el Sistema de Administración Tributaria.

A pesar de la solicitud de los reporteros por obtener su versión respecto de lo publicado ayer domingo, hasta el momento no existió respuesta.

Por ahora, los fideicomisos en Nueva Zelanda siguen operando.

Grupo Higa sigue obteniendo contratos con el Gobierno de Peña Nieto. Entre enero de 2015 y marzo de 2016, ha logrado ingresos por 6 millones de pesos –alrededor de 353 mil dólares- por la transportación aérea del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como por la construcción de instalaciones militares en Chiapas.

Comentarios

comentarios