Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

448
Compartir

Toluca; Edomex. 3 de julio de 2019.- El oficio político que ha desplegado Alfredo Del Mazo con el presidente Andrés Manuel López Obrador podría redundar en el desarrollo de infraestructura urbana y rural para el Estado de México. En casi dos años de gobierno, la obra pública prácticamente se encuentra paralizada, en gran medida por el costo de la deuda pública y los llamados PPS. Sin embargo, la apuesta delmacista se concentra en al menos cinco grandes proyectos de obra pública para los próximos cuatro años. Eso abonaría, además, a la creación de empleos.

Ayer la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), encabezada por el panista Francisco Domínguez Servién, entregó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, los 31 proyectos de infraestructura -uno por estado- que podrían ser financiados en el actual sexenio. Incluye entre otros, un Tren de Celaya a León; la reactivación del Metrobús entre Durango y Coahuila. Algunos apuestan a asociaciones público – privadas. Y del Estado de México, todo apunta a que podría ser un proyecto carretero de inversión multianual.

El proyecto presentado por Del Mazo, a través de la Conago que deberá ser formalizado en las próximas semanas, es adicional a cuatro obras de infraestructura ya apalabradas con López Obrador: la conclusión del Tren México – Toluca; la construcción del aeropuerto en Santa Lucía; y la terminación de dos autopistas: la Toluca – Naucalpan y la Atlacomulco – Atizapán de Zaragoza. Éstas últimas licitadas a Grupo Higa y OHL, respectivamente.

Unos cincuenta alcaldes mexiquenses siguen en la pugna por las “migajas” del Fefom, que asciende a 4 mil millones de pesos, y que en muchos casos les han sido retenidos por la Secretaría de Finanzas estatal. Los argumentos de la dependencia encabezada por Rodrigo Jarque, es que simplemente los expedientes técnicos no cumplen con las especificaciones mínimas.

—————-

La cara joven del PRI es: Fernando Alberto García Cuevas. El engarce político del priísmo con el sindicalismo más rancio, fue el moderador del segundo debate entre las fórmulas que contienden por la Red de Jóvenes por México. Un ejercicio con “dados cargados”, ya que, en todas las intervenciones, el cierre de las participaciones lo tenía la fórmula de Christian Quintana y Conchita (Mariela) Mora. Eso, en cualquier ejercicio de deliberación democrática daba una ventaja innegable para el delfín de la dirigencia priísta.

Hoy está previsto el cierre de campaña: Monserrat Ortiz tendrá su último evento en Neza, donde se concentra su fuerza electorera, de la mano de la diputada local, Brenda Aguilar. Por cierto, Quintana niega tener vínculos políticos, pero aprendió lo mal hablado de su madrinazgo, cuando en pleno debate aseguró tener la intención de hacer del PRI un partido ¡muy chingón! Esa premisa recordó a una candidata a senadora, cuya estrategia simplemente no resultó.

Comentarios a contacto@planamayor.com.mx

Comentarios

comentarios