Inicio Noticias Le estalla otro escándalo a Peña Nieto por su casa de descanso...

Le estalla otro escándalo a Peña Nieto por su casa de descanso en Ixtapan de la Sal

2285

Redacción

Toluca, Edomex. 20 de enero de 2015.- Sin haber  superado la crisis que le generó el tema de la denominada “Casa Blanca” en las Lomas de Chapultepec -que le habría “vendido” su amigo Juan Armando Hinojosa, dueño del Grupo Higa, a Enrique Peña Nieto-, ahora el presidente de la república tendrá que hacer frente a otro señalamiento de un posible conflicto de interés ahora por su relación con Roberto San Román Widerkehr.

peña_hank_planamayor1
Peña Nieto y los Hank. Otra relación empresarial.

El diario estadounidense, The Wall Street Journal reveló esta tarde, que San Román, vendió a Peña Nieto, en 2005, la casa de descanso que posee el presidente en el fraccionamiento Gran Reserva en Ixtapan de la Sal, y posteriormente, San Román recibió varios contratos del gobierno mexiquense, por un monto superior a los 107  millones de dólares.

En el reportaje que se publica en la versión electrónica del rotativo estadounidense, uno de los más influyentes en el vecino país del norte, se señala que San Román pasó de ser un modesto empresario inmobiliario a uno prominente de 2005 a 2011, que coincide con el tiempo en que Peña Nieto ocupó la gubernatura del Estado de México.

La casa de descanso de Peña Nieto es una propiedad adquirida en 2005 en 372 mil dólares, según admitió el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez al WSJ. El inmueble ubicado en el fraccionamiento Gran Reserva, en Ixtapan de la Sal, tiene una superficie superior a los dos mil metros cuadrados.

Recurrentemente, el presidente Peña Nieto hace uso de la casa, pues los fines de semana gusta de practicar el golf en su campo de 18 hoyos.

De acuerdo a lo difundido por WSJ, Roberto San Román vivió una época de bonanza en el sexenio de Peña Nieto en el Estado de México. Durante el tiempo en que Peña fue gobernador, las empresas de San Román obtuvieron contratos por 107 millones de dólares. Entre las obras que se le adjudicaron, se encuentra la construcción del aeropuerto internacional de Toluca, que llevó poco más de dos años.

El WSJ también revela que ahora, con Peña Nieto en la presidencia, San Román ha obtenido contratos con el gobierno federal por 40 millones de dólares.

Pocos en el Estado de México desconocen que desde hace más de una década existe una relación de amistad entre el presidente Peña Nieto y la familia San Román. Peña Nieto llegó a Ixtapan de la Sal, pues ahí su tío y consejero Alfredo del Mazo González poseía propiedades. Incluso fue socio de San Román. La amistad entre Peña y la familia San Román se fortaleció en la última década. Peña acudía frecuentemente a los eventos sociales de la familia San Román en Ixtapan y en Toluca, y los San Román eran invitados frecuentes a las reuniones organizadas por la familia del hoy presidente.

Cuando el diario estadounidense pidió una explicación al gobierno federal, Eduardo Sánchez, vocero de la presidencia negó que existiera un conflicto de interés y aclaró que la compra – venta de la casa de descanso de Peña Nieto, no tiene nada que ver con que el empresario haya obtenido contratos del gobierno mexiquense.

La revelación de este asunto, se da horas después de que diputados acordaron formar un grupo de trabajo para investigar la relación entre Juan Armando Hinojosa con el presidente Peña Nieto. El empresario tamaulipeco fue quien mandó construir y vendió la llamada casa blanca a la esposa del presidente en 2011.

Hinojosa, no sólo vendió la casa a la esposa del presidente sino también vendió otro inmueble al secretario de Finanzas, Luis Videgaray.

Ahora sus empresas han ganado varios contratos para hacer obra, como la remodelación del hangar presidencial cuyo costo será superior a los mil millones de pesos, y se encontraba dentro del consorcio que había ganado la licitación para construir el tren México-Querétaro, obra que costaría más 54 mil millones de pesos.

 

Comentarios

comentarios