Inicio Política El PRI rinde informe frente a sus clientelas más cautivas: el norte...

El PRI rinde informe frente a sus clientelas más cautivas: el norte y el sur del Edomex

96

Francisco Ledesma

Toluca, Edomex; 10 de octubre de 2019.- El priísmo busca resurgir pero con las mismas formas, los mismos nombres y las mismas prácticas. Los diputados de mayoría Ricardo Aguilar, Cruz Roa y Eduardo Zarzoza presentaron un informe legislativo frente a sus clientelas electorales. Desde muy temprano, una decena de autobuses se estacionaron en calles aledañas, de los cuales descendieron las huestes de Jilotepec, Almoloya de Alquisiras y San Felipe del Progreso.

Una característica singular entre los diputados ganadores: representan al norte y al sur del estado, en las regiones más rurales y marginadas del Estado de México, ahí donde prevalecen resabios de sus otrora bastiones electorales. Allí, donde hay una pronunciada pobreza, alto analfabetismo y elevados incentivos para rasguñar el triunfo en los comicios.

En las zonas urbanas, el Valle de México y el Valle de Toluca, los resultados fueron desoladores, en los que el priísmo se cimbró por una avalancha de votantes que favoreció profusamente a los candidatos de Morena, sin distingo de sus antecedentes partidistas o trayectoria política. La representación legislativa en esas zonas es nula si se revisan los diputados de mayoría relativa.

El acto abrió con la presencia de los pueblos originarios. Un ritual mazahua para purificar a los priístas, que ahora pretenden rescatar el terreno de perdido desde cualquier condición. Desde las paredes, colgaban los pendones de los priístas que se dicen “aguerridos” para dar la batalla al gobierno de López Obrador.

Los diputados federales presumieron sus victorias en la contienda electoral del año pasado, la más compleja de la historia del priísmo nacional. A diferencia de sus compañeros de bancada, ellos ganaron en las urnas y no son producto del privilegio que dan las listas plurinominales. Aguilar, Roa y Zarzoza asumieron que se mantienen invictos en todas las elecciones donde han competido.

A través de un video promocional, los legisladores pusieron como propias las iniciativas que han apoyado como adherentes o como parte del Grupo Parlamentario. Se dieron tiempo para justificar su aprobación de la Guardia Nacional, y se dijeron defensores de evitar la desaparición de las estancias infantiles y los comedores comunitarios, cuyo cierre achacaron a la Cuarta Transformación. La voz en off se acompañaba de las fotos de diputados ataviados de gestores sociales que entregan apoyos asistenciales.

Hubo espacio para la autocrítica. Eduardo Zarzoza insistió en que el partido tuvo un grave error: desoír las causas sociales para convertirlas en acciones de gobierno. Ahora, el priísmo enfrenta dos desafíos coyunturales, sus adversarios que pregonan el fin del partido; la militancia que apuesta por el futuro del PRI.

Cruz Roa defendió su labor legislativa desde la gestión social. Su trabajo ha consistido en pedirle al gobernador Del Mazo le resuelva compromisos de carreteras y caminos. Hasta la fecha ha cumplido 51 promesas de campaña – incluida una Preparatoria de la UAEM, situada en su natal Almoloya de Alquisiras- ; dos se encuentran en proceso y 17 están pendientes.

 

Al final, el dos veces aspirante a la gubernatura -quizá irás por la tercera-, Ricardo Aguilar, fue quien acaparó los aplausos y las mayores porras. Agradeció a sus clientelas mantenerlo invicto. Reconoció a Alfredo Del Mazo como el único liderazgo del PRI en el Estado de México; en la búsqueda de incrustar su mensaje en la toma de decisiones que tendrá el priísmo mexiquense en lo inmediato, donde la injerencia de exgobernadores parece inevitable.

Para el cierre, Ernesto Nemer, René Juárez y Alejandro Moreno se desvivieron en elogios para los diputados federales del PRI. Aunque dicen que son parte esencial de la bancada, los números marcan que sólo han presentado seis iniciativas entre el trío de legisladores.

Martha Hilda González, como representante del gobernador Alfredo Del Mazo, era testigo silenciosa de un informe complaciente con lo que han aprobado, defendido y rechazado.

Al terminar, vino la foto para el recuerdo de las élites del presídium. Luego, la selfie obligada de Alejandra del Moral para su egoteca, donde el resto salen desenfocados; y también Alejandro Moreno quiso su propia selfie, pero con todos los de la mesa principal amontonados en la cámara de su teléfono celular.

Concluido el evento, el dirigente nacional del PRI se escabulló entre la gente, ya no está disponible para dar entrevistas a los medios porque simplemente ya no está en campaña.

– ¿Cómo va el proceso de renovación del PRI del Estado de México?

– Estamos trabajando en ello mi amigo, responde evasivo, mientras escapa por la puerta que lleva al sótano de la sede estatal priísta.

Comentarios

comentarios