Inicio El Manual de Maquiavelo El Manual de Maquiavelo 04-06-2021

El Manual de Maquiavelo 04-06-2021

37

Francisco Ledesma / Las razones del votante

Las campañas electorales que recién terminaron, arrojaron conclusiones que desalientan tomar una decisión para los comicios del próximo domingo. En su construcción discursiva, coaliciones y candidatos exponen un escenario desolador en caso de que ganen sus adversarios, lo que aumenta las posibilidades de indecisos, o bien, de quienes se abstengan de ir a votar.

De un lado, se encuentran quienes detentan los cargos públicos desde hace tres años, y advierten que, si regresan al poder sus contrarios, en el país y en el municipio regresará la corrupción como un mecanismo de ejercer el gobierno. Se les olvida que muchos de ellos pertenecieron a los partidos que hoy fustigan, y que fue el desplazamiento político lo que les obligó a refugiarse en un partido emergente, que en apenas tres años consiguió su registro y su ascenso al poder.

En la acera de enfrente, están quienes pretenden regresar al poder, bajo el argumento de que está en juego la democracia o la instauración de una dictadura; y exponen que quienes detentan el poder buscan perpetuarse como clase gobernante. Apuestan a la desmemoria frente a candidatos que desde sus filas buscan el tercer, cuarto o hasta quinto encargo en los últimos veinte años.

La apuesta de ambas opciones políticas se concentra en el chantaje sobre la base clientelar de sus bases electorales. Por ejemplo, quienes gobiernan, anticipan que, si pierden la elección dominical, las becas de jóvenes y las pensiones de adultos mayores se eliminarán por interés de quienes ambicionan recuperar espacios del poder político que perdieron durante 2018.

Quienes ayer fueron derrotados, prometen que, de recobrar la confianza electoral, ellos se encargarán de reinstaurar los programas eliminados como estancias infantiles, comedores comunitarios y otros incentivos sociales, borrados por el actual partido en el poder para imponer sus propias ayudas.

Hoy más que nunca, no existen posiciones ideológicas en juego. Quienes ayer defendieron a la derecha, hoy se postulan desde la izquierda. Quienes eran precursores de la izquierda, se aliaron con la derecha como salida de sobrevivencia. Lo prioritario para la clase gobernante es alcanzar una candidatura, o bien, como grupo de interés ser competitivos para la elección.

Es inverosímil la capacidad camaleónica de adaptación que tiene la clase política del país, y particularmente del Estado de México, para legitimar la postulación dentro de un mismo bloque de quienes ayer fueron adversarios; o bien, observar a los políticos más conservadores defender a la izquierda más progresista.

En lo insólito, se ha observado a panistas y perredistas presumir la labor política de exgobernadores priístas; a morenistas que fueron priístas y panistas, defender la causa lopezobradorista contra la que lucharon en 2006 y 2012.

La “guerra sucia” ha impregnado el ritmo de las campañas electorales. La grabación de llamadas telefónicas, el diseño de panfletos para denostar al adversario, los bulos como estrategia de información viral y la destrucción de la propaganda en espacios públicos, son elementos disruptivos de las campañas.

A pesar de que las coaliciones, los partidos y candidatos parece que hacen todo lo posible para desincentivar el voto ciudadano, las razones para salir a las urnas el próximo domingo está en tomar la decisión entre quienes no respondemos a clientelas o estructuras electorales, y con ello incidir en el resultado final.

Una última recomendación dentro de esa pugna entre “buenos” y “malos” que ha edificado la clase gobernante, podría implicar que los votos favorezcan la construcción de equilibrios en el Poder Legislativo y en los ayuntamientos.

La tenebra

La votación de diputados responderá a un bloque gobernante u opositor, porque no hay legisladores que decidan con independencia.

La votación de ayuntamientos requiere de sensatez en el puesto, y no de promesas que no responden al ejercicio del gobierno municipal.

Comentarios

comentarios