Inicio Juega Conmigo Diablos… renovados

Diablos… renovados

1170

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Toluca aprovechó a un América regalado desde la alineación, para tomar el oxígeno y fuerza que necesitaba. Un triunfo de 3-1 sin acelerador a fondo, contra un rival de peso y protagonista, estaba en la agenda con carácter de urgente. América menospreció a Toluca y dio pie al despertar del Diablo. Los Choriceros ya están calificados a repesca con el triunfo de 3-1 sobre las Águilas.

El 11 de Hernán
Cristante optó por dos ajustes en su 11, peticiones que venían sonando desde el corazón de la afición. Haret y “Dedos” fueron titulares, mientras que Torres Nilo ocupó la lateral en ausencia de Rigonato.

Cristante mandó a García, Raúl López, Barbieri, Haret, Torres Nilo, Baeza, Vázquez, Rubens, Yrizar, Canelo y Estrada

Los goles
1-0 Error de Aguilera que Canelo logró aprovechar para ponerse en franca ventaja y dejar a Estrada solo para abrir el marcador.

2-0 Golazo. “Dedos” López no lo pensó dos veces y tras tomar un rebote en tiro de esquina, sacó un disparo en combinación de efecto y colocación. Era minuto 12 y Toluca ya tenía el segundo a favor.

2-1 Penal. Aguilera cobró mal pero logró vencer casi por el centro a García.

3-1 Otro error y otra vez Canelo repitió la dosis, escaló y sirvió, solo que esta vez Estrada regresó la cortesía y Alexis metió su número 11 del torneo.

La clave
Cierto que América desde la alineación ya iba perdiendo, sin embargo el mérito de Toluca estuvo en tener el orden y eficacia de los primeros partidos. En la previa anotamos que Toluca al no ser favorito debía jugar como la Grecia de Rehhagel y que “deben ser muy precisos en defensa y apostar a la efectividad en ataque que los llevo a ser líderes en algún momento y vencer a Tigres en el volcán”.

Toluca fue oportunista y controlador, poco le importó el 11 que tenía enfrente. Los momentos del partido fueron canalizados por Toluca, fallados por América que fue una caricatura de lo exhibido en 15 jornadas.

Cuando Toluca tomó ventaja de dos goles, bajó la intensidad como estrategia para que América hiciera el gasto y abrirse espacios. En realidad nunca vi en riesgo el partido, es más, América estaba derrotado desde el minuto 65 en que Solari retiró del campo a Sánchez y Pedro Aquino. Me dio la impresión que Toluca pudo ir por el 4, que hubiera significado una fuerte inyección de seguridad al equipo.

Buen horario
Pese a los reclamos de aficionados por el cambio de horario del juego (mismo que estaba en el calendario desde el inicio) Toluca volvió a ganar, tal como sucedió el torneo pasado en contra de Chivas, jugando en el horario de 5:30. Todo está en la mente.

Otro acierto para la afición
La afición llevaba tiempo pidiendo al “Dedos” y Haret en el 11; ambos respondieron con creces. López marcando un gol que permitió tener el trámite del juego y de paso que América fuera el que hiciera el gasto. Por su lado, Haret puso todo el pundonor para dejar en claro que siempre fue una opción. Si alguien faltara, Brandon Sartiaguin entro y no desentonó. Ahí está el futuro de este equipo.

¿Les gustan las revanchas?
Si hoy acabara el torneo, Toluca sería rival de Tigres, mismo equipo que te echó del torneo pasado, con la diferencia que el juego sería en el Nemesio Diez y cabe la posibilidad, de que fuera con acceso del público.

Renovaciones
La semana es clave para el proyecto de Toluca. La piezas del ajedrez se van a ir meneando de acuerdo a varios factores:
Reducción en pretensiones, negociación lógica de años de contrato, regresos de préstamos, piezas fundamentales para el es quema, la No renovación de un DT en el norte. El trabajo a penas comienza.

Conclusión
Sin echar campanas al vuelo, puede tomar este resultado como trampolín, siempre y cuando también sea consciente que el rival no siempre va a ser América, y no siempre jugará sin cuadro titular. El triunfo sobre América es un golpe con guante blanco de jugadores que no eran utilizados y que pedían a gritos una oportunidad. Los resultados no permitieron a Toluca asegurar repechaje, sin embargo caer este domingo hubiera significado ya no depender de sí mismo.

Después de tanto que se habló de falsas renovaciones, el tiempo da la razón, no renovar contratos sirvió para renovar algo más importante, el gusto por el fútbol, el gusto por ganar, la alegría de ganar. Felicidades a estos Diablos renovados que no han ganado nada, pero salieron de un socavón que parecía no tener fondo.

Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios