Redacción

Distrito Federal. 22 de enero de 2015.- El mexiquense Alfredo Castillo Cervantes saldrá en las próximas horas de Michoacán, luego de que el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong anunciara la conclusión del trabajo de la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de la entidad, cargo que desempeñó del 16 de enero del año pasado a la fecha.

Alfredo Castillo. Michoacán en vilo. Foto Agencia MVT.
Alfredo Castillo. Michoacán en vilo. Foto Agencia MVT.

A lo largo de doce meses, el exprocurador de justicia del Estado de México ejerció un presupuesto de 154 millones 599 mil 638 pesos, de los cuales 126 millones se erogaron en “servicios personales” y el resto, más de 28 millones, en “gastos de operación”.

Estigmatizado por su insalvable actuación sobre la desaparición y muerte de la pequeña Paulette Gebara, cuyo cadáver fue hallado en la piesera de su propia cama; ahora Castillo Cervantes abandona sus actividades en Michoacán al frente de la Comisión de Seguridad con la consigna pendiente de no haber podido detener a Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, señalado como el actual líder de Los Templarios.

En medio de un proceso electoral para elegir gobernador, los precandidatos del PRI, Ascensión Orihuela; del PAN, Luisa María Calderón Hinojosa; y del PRD, Silvano Aureoles, solicitaron en la víspera y por separado la necesaria remoción de Alfredo Castillo de sus funciones como comisionado especial en la entidad.

A lo largo de estos doce meses, Castillo Cervantes fue señalado de operar y ejecutar el poder político como un “virrey” en funciones; desplazando del poder formal al entonces gobernador interino Jesús Reyna -que más tarde mandó a la cárcel-; al mandatario Fausto Vallejo, quien se advierte dimitió a cambio de otorgarle impunidad a su hijo Rodrigo; y del actual gobernador suplente, Salvador Jara.

Alfredo Castillo se convirtió en un gobernador de facto con el arropo de Luis Miranda Nava, subsecretario de gobernación y parte del círculo más cercano a Peña Nieto.

Este jueves, Osorio Chong expuso en conferencia de prensa que la decisión de retirar a Alfredo Castillo fue tomada por el presidente Enrique Peña, en respuesta al inicio del proceso electoral en la entidad, que ha derivado en diversos señalamientos de actores políticos y aspirantes sobre la necesidad de disolver esta comisión especial.

“Ha habido voces de distintos partidos políticos, candidatos, aspirantes que de cara al proceso electoral han buscado politizar su permanencia (de Castillo) y opacar los resultados”, subrayó el secretario de Gobernación.

El exgobernador de Hidalgo hizo un reconocimiento público a Castillo, y anticipó que pronto se integrará a nuevas responsabilidades en el Gobierno federal.

“Precisamente por ello y porque el Presidente Enrique Peña Nieto confiere la mayor importancia a las instituciones democráticas, a sus procesos y tiempos, ha tomado la decisión de que el comisionado Alfredo Castillo concluya su encomienda”, agregó.

Descartó el retiro de las fuerzas federales o dar por finalizada la estrategia que el presidente Enrique Peña instruyó desde enero del año pasado.

Anunció el nombramiento del General Felipe Gurrola Ramírez como encargado de coordinar los trabajos en materia de seguridad de los más de seis mil elementos de las fuerzas federales que se encuentran distribuidos en el territorio michoacano.

En tanto, con cifras alegres, Alfredo Castillo insistió en que el cártel de Los Caballeros Templarios quedó prácticamente desarticulado tras un año de operaciones en Michoacán.

Los dos principales cabecillas de la organización criminal, Nazario Moreno, “El Chayo”, y Enrique Plancarte, “El Kike”, fueron abatidos a balazos.

Castillo Cervantes destacó la captura de 32 jefes de plaza y de 225 servidores públicos acusados de formar parte de una red de protección y complicidad de ese grupo criminal.

Entre las detenciones, están la del exgobernador interino Jesús Reyna y la de Rodrigo Vallejo, hijo del exmandatario Fausto Vallejo.

Comentarios

comentarios