Inicio Opinión Con huevos ya no es suficiente

Con huevos ya no es suficiente

377
Compartir

Por Juan Carlos Cartagena Abaurre

Sobre advertencia no hay engaño, en la previa ya veíamos un juego cardíaco, que podía definirse por bola parada; también comenté al final de la ida que con huevos no iba a alcanzar siempre; hoy fue ese día. Claro que se valora la perseverancia pero se critica la demora. ¿Por qué tan tarde? ¿Por qué iniciar sin William? ¿Por qué se tuvo que cortar la racha de Salinas? Preguntas que algunas tienen respuesta, algunas otras seguirán siendo incógnita. Toluca vino de atrás pero no le alcanzó y ha sido eliminado al perder 3-2 ante América.

El 11 inicial
Hernán se la jugó con la suya, es más pensó que por el regular segundo tiempo en la Bombonera, sacrificar a William le iba a dar resultado. Vaya que se equivocó, pues a diferencia de la noche del jueves, América salió atacando. Los rojos jugaron con: Tala, Salinas, Osvaldo, Tobio, García, Ríos, Barrientos, Rubens, Mendoza, Quiñones y Vega.

Los goles
1-0 Cecilio Dominguez usó su fuerza para dejar en el piso a Salinas, luego Osvaldo se cayó y permitió al paraguayo filtrar para Roger Martínez que sacó a Talavera y abrió el marcador.

2-0 Tiro de esquina con poca altura; entre la duda de Talavera y la débil marca de Osvaldo, se encontraba Bruno Valdez, autor del segundo.

3-0 Para no variar, otro tiro de esquina, Paul Aguilar estaba solo en los límites del área y la prendió de volea. Tala solo pudo manotear.

3-1 Golazo de Sambueza de tiro libre que devolvió al Toluca moribundo.

3-2 William entró por el centro y definió ante la salida de Marchesín.

Las claves
Jugar sin William fue una invitación para el América, que en unos minutos parecía haber resuelto. Después fue el cuento de nunca acabar, errores y más errores, descuidos y fallas adelante, como la de Triverio, que haciendo cuentas pudo ser la clasificación pero el delantero argentino es un fantasma en el equipo.
La expulsión de Salinas en teoría debe pesar, aunque en la práctica pareció que fue una motivación más para los 10 que se quedaron.
Otro factor fue tardar tanto en meterse al juego, como le pasaba el torneo anterior, Toluca esta liguilla fue un equipo que siempre regaló un tiempo. Hoy fue por un mal planteamiento, que en vez de ser ofensivo, fue débil defensivamente hablando, ya que Mendoza ni defendió como William, ni atacó con Mendoza.

Ojo ahí
La expulsión de Salinas cortó el récord que el lateral tenía como objetivo (más partidos como titular de forma consecutiva). Desde que llegó nunca había dejado de estar en el 11 titular de liga.

Conclusión
Esta vez no aplica el “se murió de nada”, pero tampoco nos engañemos con 30 minutos de ímpetu. Toluca no mereció pasar, el 3-3 hubiera sido engañoso y solo un placebo para ocultar las fisuras de un equipo que presentíamos que sufriría desde los albores de la pretemporada, y que fue manteniéndose con resultados y esfuerzos de unos cuantos. No se puede creer que juegas bien, si esto sucede cuando el rival te concede esa posesión.
Empezará la época de señalar culpables, preguntar por altas y bajas, pensar en los “hubiera”, lo único cierto son dos cosas:
1.- Este equipo necesita verdaderos refuerzos, comprobados y con carácter para defender esta playera, que lleguen en tiempo, pero también en forma.

2.- Ya no puede pasar más tiempo sin un título, el siguiente semestre se tiene obligación de alzar una copa y la CONCACAF es una gran opción para curar heridas cada vez más profundas en su afición.
A la afición, como siempre reconocimiento, pero a la verdadera afición, la que en la transmisión seguía cantando, a la que en casa volvió a resurgir con el gol de Sambueza, a la que crítica y se enoja pero igual siempre está apoyando y llorando, gozando y brincando. Si eres de los que acabaron con lágrimas, de los que aún no te explicas, de los que quieres refuerzos de calidad, de los que no solo vas al estadio vs los populares, de los que fueron a los juegos de copa, de los que viajaste apoyando afuera, de los que portan con orgullo esos colores, seguro vas a levantar la mano e identificarte con estas letras.
A ustedes por ahora, sólo por ahora les digo…
Gracias por leerme y jugar conmigo.

Comentarios

comentarios