Inicio Noticias Altercado entre pobladores de Xochicuautla y policías…otra vez por la autopista Toluca-Naucalpan

Altercado entre pobladores de Xochicuautla y policías…otra vez por la autopista Toluca-Naucalpan

140
Foto tomada de Facebook. cuenta Airam Barranco

Redacción

Lerma, Edomex. 9 de septiembre del 2019.- Cuando el conflicto en San Francisco Xochicuautla parecía haber terminado una vez que el Consejo Supremo Indígena y la mayoría de los pobladores de la localidad habían dado el sí para la culminación de la autopista Toluca-Naucalpan, este lunes un grupo reducido de habitantes de la zona alta de Lerma que aún se oponen al proyecto carretero se enfrentaron con policías estatales y elementos de la Guardia Nacional cuando los primeros trataban de impedir que las obras continuaran.

Este lunes,  pobladores de las localidades de San Francisco Xochicuautla, San Lorenzo  Huitzizilapan, ambas de Lerma y de Santa Cruz Ayotuzco, de Huixquilucan tuvieron un altercado con los uniformados quienes los sometieron y les despojaron de sus teléfonos celulares, cuando iban en camino a parar las maquinas nuevamente.

Vecinos de Xochicuautla consultados informaron que en un inicio los policías y los pobladores en resistencia al proyecto se hicieron de palabras, luego vinieron los golpes lo que se desató la reyerta, donde al menos seis personas resultaron lesionadas.

El proyecto de la autopista Toluca-Naucalpan fue impulsado desde la época en que Arturo Montiel fue gobernador del Estado a principios de la década pasada. Enrique Peña, como gobernador mexiquense,  licitó la construcción y operación de la autopista  y el proyecto fue concesionado a la empresa Autován, una empresa filial a Higa de Juan Armando Hinojosa, uno de sus contratistas predilectos.

Durante años la mayoría de los pobladores de Xochicuautla se opusieron a la obra y en 2015 Peña Nieto, como presidente de la república, emitió un decreto expropiatorio para poder hacer uso de las tierras y por fin terminar la carretera, que en el proyecto original debió haber sido terminada a finales del 2009..

La expropiación generó más encono con los pobladores; hubo diversos enfrentamientos e intervenciones policiacas en la zona hasta que la oficina del alto comisionado de derechos humanos de Naciones Unidas intervino y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación  por violaciones a las garantías de los indígenas otomíes y nahuas que ahí viven.

A partir de ese momento  se instalaron mesas de diálogo. Durante meses, autoridades, concesionaria de la autopista y pobladores junto con el Consejo Supremo Indígena negociaron hasta que en abril de este año se llegó a un acuerdo para dejar terminar la autopista a cambio de obras complementarias para las comunidades afectadas por el proyecto carretero.

Sin embargo una fracción de pobladores de Xochicuautla no estuvo de acuerdo y desconoció el convenio y es la que ahora mantiene la resistencia contra el proyecto de la autopista.

Desde hace semanas, los inconformes han impedido el trabajo de la constructora Autovan para concluir el tramo 3.5 kilómetros de la autopista que pasará por Xochicuautla.

Este lunes, la empresa pidió a la policía que resguardara la maquinaria mientras se hacían los trabajos y eso provocó el enfrentamiento con la gente que aún se opone a la autopista.

Los inconformes denunciaron en diversas cuentas de redes sociales que fueron agredidos por la policía de estado y la Guardia Nacional, y les despojaron de sus teléfonos celulares, cuando estaban grabando a la empresa trabajando, a pesar de la presunta existencia de un amparo que impide que se realicen obras.

Para las autoridades estatales y federales, esta autopista es prioritaria pues será la que conecte al poniente del Valle de México con el Aeropuerto Internacional de Toluca, que forma parte del sistema metropolitano de aeropuertos con lo que se pretende acabar con la saturación que registra la terminal aérea de la Ciudad de México.

Comentarios

comentarios