Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

1162

No hay nada que celebrar en los 73 años de fundación del Partido Acción Nacional. Pese a ello, el dirigente nacional panista, Gustavo Madero estará este viernes en Naucalpan en la inauguración de las oficinas del partido en el Estado de México. El dirigente nacional panista se presenta en el peor momento histórico de la vida reciente del blanquiazul, ubicado en tercera posición en la entidad, con mínima presencia en la legislatura local, y un puñado instalados como presidentes municipales en ayuntamientos ramplones.

Por si fuera poco, el panismo mexiquense enfrenta el encono de sus grupos políticos. Los Bravo boy´s –liderados por Luis Felipe Bravo Mena, ex candidato a la gubernatura- han entrado en conflicto permanente con Grupo Tlalnepantla que encabeza Ulises Ramírez. La escisión se ha agudizado por una encarnizada lucha por los espacios de poder; a eso se suma el intento por imponer su dominio al interior del partido. Lo peor para los panistas es enfrentar a un partido hegemónico como el PRI mexiquense, más cuando a partir de diciembre tendrán a su hijo pródigo como Presidente de México.

—-

Una buena noticia fue ayer recibida en las oficinas de Enrique Peña. La comisión legislativa del Trabajo en San Lázaro lleva mano priísta. No sólo eso, la izquierda presente en el órgano que dictaminará la reforma laboral puede comulgar con los afectos de Peña. El ex secretario de Desarrollo Agropecuario del montielismo, Adolfo Orive, hoy convertido en diputado federal del Partido del Trabajo (PT) se logró incrustar como la piedra angular del petismo en dicha comisión. Orive y Peña laboraron juntos en el sexenio de Arturo Montiel y hoy el destino los ha vuelto a encontrar.

Los hilos del montielismo simplemente parecen interminables. En San Lázaro tiene huellas en el PRI, en el Partido Verde, en Nueva Alianza y hasta en el PT. El ex gobernador opera sin estar presente. Su influencia política es inocultable, y sus alfiles son leales a su causa. La presidencia de Peña ha sido construida por el trabajo político de Montiel, por sus operadores, por su oficio, y se avizora que mantenga un amplio margen de maniobra en el sexenio que está por iniciar. Montiel no ha regresado, simplemente nunca se fue.

——-

Marcelo Ebrard está en lo suyo. Aprovecha su último informe de gobierno como escaparate de promoción personal. Marcelo tiene dos inconvenientes: Por un lado, la andanada de López Obrador para crear su propio partido político; y por otra parte, la proyección que en corto tiempo adquirirá su futuro sucesor Miguel Ángel Mancera, y lo hará de facto en un aspirante de la izquierda a la Presidencia de la República. Mientras que Marcelo no tendrá una tribuna visible que lo haga un actor vigente en el escenario.

Pero los alfiles de Ebrard ya están en el Senado. Desde ahí, trabajarán para Marcelo los senadores Manuel Camacho Solís –su tutor político-; y Armando Ríos Piter –alfil ebrardista desde Guerrero-. Además de haberse ganado los afectos de Graco Ramírez –futuro gobernador de Morelos-; y estar muy cercano a la corriente de los “Chuchos”, que dominan en la escena los cargos de dirección del PRD a nivel nacional. Por lo tanto, la apuesta de Marcelo es en tierra, y alcanzar los amarres entre la militancia, con la mira puesta en 2018.

——-

Ayer, durante la ceremonia cívica para conmemorar la gesta de los Niños Héroes en Toluca, muchos se quedaron con las ganas  de ver ya instalado en su nuevo cargo como secretario de Finanzas del gobierno estatal, a Erasto Martínez Rojas, integrante del círculo rojo del gobernador Eruviel Ávila. Erasto fue el único de los secretarios del gabinete estatal en no asistir al acto, debido a que se encuentra empapando de los asuntos que tiene que atender en su encargo como responsable de la hacienda pública mexiquense.

Aunque liar con los dineros públicos no le es ajeno, no es lo mismo manejar los más de 4 mil millones de pesos que manejó como tesorero del ayuntamiento de Ecatepec, a tener dar la cara por más de 180 mil millones que maneja en el gobierno del Estado de México.

 

Comentarios

comentarios