Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

626
Eruviel en Ayuntamientos.

El próximo fin de semana, Eruviel Ávila cumplirá ya dos años al frente de la gubernatura. Si algo ha padecido la administración eruvielista es la intermitencia de su gabinete. De 18 posiciones de primer rango, en once ha tenido modificaciones, renuncias en su mayoría. Simplemente parece imposible tener continuidad en las acciones de gobierno, cuando más de la mitad de sus integrantes tenían la mirada puesta en otro objetivo.

Nueve secretarios se han ido con Peña, dos ejecutaron un enroque al interior del gabinete. Muchas críticas ha recibido Eruviel. La gente no está mejor que hace dos años. La economía va en declive y la violencia en aumento. Su grupo compacto por más arropo que pretende darle, no es inmune. El gobernador ha consumido un tercio de su mandato sin grandes transformaciones. Han sido más las calamidades que le acompañan.

Su éxito depende de la decisión presidencial. Ávila finca su gobierno en el tren que pueda construir su antecesor de Toluca al Distrito Federal, de la ampliación de carriles en la carretera México – Toluca, de la conclusión de autopista Toluca – Naucalpan, y en el extremo de la reactivación del aeropuerto en Texcoco. El estado se encuentra sumido en la parálisis. Su estado financiero lo hace insostenible. Ruega el éxito al gobierno federal.

En nada cambio su origen. Salió lo mismo de Atlacomulco que de Ecatepec. A la fecha, por más que se esfuerza, Eruviel no ha podido imprimir un estilo propio a su gobierno. El primer año se ocupó de sacar adelante las elecciones de su antecesor. Y el segundo año, apenas parece el periodo de aprendizaje. Sin embargo, las necesidades de la población parecen no tener paciencia para más experimentos. Ávila está obligado a ejercer el poder.

————–

El hombre más contento con la reforma hacendaria es César Camacho Quiroz. El dirigente nacional del PRI, ayer se reunió con el Presidente Enrique Peña, para acordar las líneas discursivas en defensa de las reformas energética y hacendaria que se discutirán en las semanas por venir en el Congreso de la Unión. En una encerrona que tuvo lugar en Los Pinos, Camacho recibió la línea para que la transmita a sus legisladores.

Lo mejor de todo, es que no se haya incluido el IVA en alimentos y medicinas, que siempre ha representado una profunda resistencia entre los sectores duros del PRI. La medida le quitó una enorme carga al ex gobernador del estado. Con todo y que en marzo pasado, se modificaron los estatutos partidistas, Camacho Quiroz no pasara a la historia como el dirigente priísta que avaló el gravamen a tales productos. Por ahora, lo único que le quita el sueño es la aprobación de la reforma energética.

 

 

Comentarios

comentarios