Inicio Off The Record OFF THE RECORD

OFF THE RECORD

856

Toluca, Edomex. 5 de junio de 2014.- La designación de Alberto Curi como coordinador de la bancada priísta mexiquense en San Lázaro puso muy nerviosos a los suspirantes por la alcaldía de Toluca. El sospechosismo advierte que la unción de Curi es la avanzada de que el exsecretario de educación competirá de nueva cuenta por la presidencia municipal de la capital mexiquense que perdió en las urnas en el año 2000.

Los más preocupados son los profesores. Fernando Zamora y Héctor Hernández se creen los únicos merecedores de la candidatura priísta, por el hecho de haber sido ya diputados federal y local. Buscan como cerrar el paso al resto de los competidores. Y una de sus principales amenazas, ahora más que nunca, es Alberto Curi desde San Lázaro. Para muchos, físicamente Alberto no aguantaría una elección municipal y su futuro estaría al lado de su eterno jefe, Emilio Chuayffet, en el despacho de José Vasconcelos.

La unción de Curi puede entenderse como un sano equilibrio de los grupos políticos, que beneficia sustancialmente al exgobernador Emilio Chuayffet. Sólo restaría la repartición de la presidencia de la comisión de presupuesto en San Lázaro –también acéfala por la salida de Pepe Manzur-, cuya posición todo apunta recaerá en un legislador que sea cercano al secretario de hacienda, Luis Videgaray, sin que necesariamente se trate de un mexiquense.

La que sigue siendo una incógnita es la renuncia de Raúl Domínguez Rex. La elección en San Lázaro abrió la puerta para que Miguel Sámano –exsecretario particular del exgobernador Arturo Montiel- se apunte como tirador a la presidencia estatal del PRI. El originario de Acambay se daba como un candidato a coordinar a los legisladores federales, pero la jugada a favor de Curi, pudiera generar una circunstancia para Miguel en el partido en el poder.

Miguel es Golden boy –al igual que Carlos Iriarte, también mencionado en la posibilidad de presidir el PRI-. El ascenso político de Sámano o Carlos representaría el equilibrio de poderes a favor del exgobernador Arturo Montiel, siempre influyente y decisorio en circunstancias electorales. Lo único que parece tener certeza es la necesaria remoción de Raúl Domínguez Rex para recuperar el terreno perdido y el escenario desolador de los comicios de 2015.

 

 

Comentarios a [email protected]

 

Comentarios

comentarios